Durante la procesión desde el palacio de Buckingham hasta el Westminster Hall, La nueva princesa de Gales también decidió hacerle honor a la fallecida reina Isabel II.
Anuncio

Este pasado miércoles 14 de septiembre fue uno de los días más importantes en la serie de honores que se le han hecho a la reina Isabel II desde que falleció hace una semana en el palacio de Balmoral, en Escocia, porque se realizó la esperada procesión desde el palacio de Buckingham hasta el Westminster Hall en dónde se realizó un misa de cuerpo presente. El féretro de su majestad permanecerá ahí hasta el lunes 19 y el pueblo tendrá la oportunidad de ir a darle el último adiós a su reina.

Hasta ahí llegó toda su familia, incluyendo sus nietos y las parejas de sus hijos. Los príncipes William y Harry llegaron con sus respectivas esposas y acapararon todas las miradas, no solo por llegaron con looks bastante similares, sino también porque Kate Middleton, no solo le rindió homenaje a la reina Isabel II, sino también porque escogió joyas que también demostraron su cariño a alguien muy importante.

Como un homenaje a la fallecida monarca, la duquesa de Gales llevó un hermoso broche de oro blanco con diamantes y perlas, que le regaló la fallecida reina, quien lo usó en 1999 durante su visita a Corea del Norte y el cual le regaló hace unos años a esposa de William. Pero, además de eso, Kate se atrevió a llevar unos aretes de perlas que pertenecieron a la querida princesa Diana, algo que seguro no fue del agrado de Camila Parker, la nueva reina consorte.

Kate Middleton
Credit: Gregorio Borgia-WPA Pool/Getty Images
Kate Middleton
Credit: Ben Stansall - WPA Pool/Getty Images

Recordemos que además de llevar los aretes de la mamá de su esposo, ahora Middleton también lleva el título de princesa de Gales, el que una vez le perteneció a Lady Di. Estamos seguros de que en los próximos años, al igual que cuando se convierta en reina, Middleton seguirá honrando la memoria de su suegra cada vez que pueda.