By Yolaine Díaz
March 24, 2020

Estamos viviendo en tiempos de mucha incertidumbre por culpa del coronavirus y cada día las cosas siguen empeorando para países como Italia, España y Estados Unidos. Pero, aunque esas son las naciones más afectadas, algunos países latinoamericanos como Ecuador, Brasil, México y Colombia también se están enfrentando a esta batalla que parece no tener final. Otro país que también tiene más de 300 casos confirmados es República Dominicana, dónde precisamente acaba de fallecer Jenny Polanco, una de las diseñadoras más legendarias y respetadas de la isla.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

La diseñadora, que tenía más de 30 años en la industria, fue diagnosticada con el coronavirus días después de haber llegado de un viaje a Madrid, uno de los lugares con mayor brote en el mundo, y aunque estuvo en cuarentena en su casa por los primeros días, luego su condición empeoró y tuvo que ser trasladada de emergencia a un hospital de la capital dominicana.

Lamentablemente Polanco, quien tenía más de 60 años, no se recuperó de esa gravedad. Según informó Rafael Sánchez Cárdenas, ministro de Salud Pública, en las últimas horas la diseñadora tuvo complicaciones, entre ellas un cuadro respiratorio severo que desgraciadamente terminó por quitarle la vida.

Polanco, que también diseñaba hermosos accesorios, fue la primera diseñadora que logró tener boutiques en todo el país y sus diseños, mayormente hechos en tela de lino, se distinguían por ser clásicos y atemporales, pero sobretodo por llevar siempre un toque especial que dejaba ver el amor que sentía la artista por su patria. Y es que muchas de sus prendas llevaban botones o detalles hechos en ámbar, una de las piedras preciosas más representativas e importantes del país.

"Me gusta innovar, me encanta tener algo nuevo que ofrecer, pero sin alejarme de lo que por tantos años ha distinguido nuestro trabajo, basado más que todo en la calidad”, expresó Polanco en el 2018 durante una entrevista con el periódico dominicano Listín Diario. “Eso sí, para nosotros todo trabajo tiene que tener la misma calidad, no importa que sea una pieza de vanguardia o que sea un vestido de alta costura, por ejemplo. Todo tiene que llevar un sello distintivo, pues el prestigio no debe estar acorde con un precio, sino con la calidad”.

Sus diseños han sido expuestos en lugares como Nueva York y París, y en los últimos años era una de las diseñadoras más esperadas y aplaudidas en Dominicana Moda, la semana de la moda de dicha nación.

Sin duda, Polanco ha dejado un legado en la moda dominicana que será recordado y reconocido por siempre. ¡Descanse en paz!

Advertisement