La cantante reivindica la belleza natural y el paso de los años con esta imagen que demuestra que nadie es perfecto nada más levantarse por la mañana, incluida ella.

Por Teresa Aranguez
Agosto 01, 2020
Anuncio

Sí, es cierto. Es una de las mujeres más bellas del planeta tierra. De eso, no hay duda. Pero como todo hijo de vecino, cuando se levanta por la mañana no lo hace en un traje de Versace ni zapatos Jimmy Choo.

A sus 51 años muy bien llevados, Jennifer Lopez ha vuelto a reivindicar la maravilla de la belleza natural, sin maquillaje, corrector ni filtro de ningún tipo. Lo ha hecho a través de sus redes con una foto a cara lavada que muestra esas pequeñas imperfecciones que tiene nuestro rostro cuando abrimos los ojos.

Ojeras, párpados hinchados y, en definitiva, cara de sueño, es lo que la diva del Bronx ha querido compartir con su público. Ella, aunque no lo parezca, también es humana. "Cara de la mañana", escribió.

Lo más curioso de todos es que así, con tan solo un albornoz, el pelo apenas cepillado un poco y sin adorno alguno, Jennifer se ve impresionante. Es esa naturalidad que le da a la belleza y su normalidad en mostrarla sin complejos lo que le hace ver aún más atractiva.

Los piropos y halagos se han triplicado por décima de segundo, agradeciendo en muchos casos su valentía por mostrar que no se puede estar impoluta las 24 horas al día. Ni siquiera ella.

Gracias Jen por enseñar ese otro lado, más íntimo y personal, con el que todas nos identificamos.