Hace pocas semanas que la joven influencer se sometió a este procedimiento y ya se pueden apreciar los resultados.
Anuncio

Desde que empezó a cambiar su cuerpo hace dos años, Jenicka López le ha ido mostrando a sus más de un millón de seguidores todo su proceso, desde el cambio en sus hábitos alimenticios hasta la fuerte rutina de ejercicios que lleva. Gracias a su esfuerzo y tenacidad, la hija de la desaparecida Jenni Rivera ha logrado bajar muchísimo de peso, logrando así tener una mejor relación con su cuerpo.

Si bien se sentía feliz y orgullosa por todo lo que había logrado, López quería tener un cambio aún mayor. Por eso tomó la decisión de hacerse una abdominoplastia para quitarse la piel del estómago que le colgaba gracias a todo el peso que había bajado. Hace unas semanas, López finalmente se realizó la operación con un especialista de Arizona y los resultados ya son bastante notables.

"No puedo creer que lo hice", escribió la joven junto a un revelador video que publicó en su cuenta de Instagram. Esa publicación muestra solo parte de todo su proceso, ya que López documentó todo y lo compartió en su cuenta de Youtube. Si bien en el video no muestra el momento de la operación, López se encargó de grabar todo lo que iba sintiendo y experimentando después de gran procedimiento.

Jenicka Lopez
Credit: Instagram/@jenicka_lopez

"Me he ejercitado tanto, para poder perder todo el peso posible para poder llegar a este momento", dice López en el video. "Creo que más que todo, estoy emocionada por mi abdominoplastia, y la grasa que [el doctor] saque me la va a poner en mi celulitis aquí y así [esta área] se verá más definida. Solo quiero poder usar más atuendos que me queden bien. Ahora mismo no puedo porque tengo esta gran [barriga]".

Además de su abdominoplastia, la influencer también se sometió a una liposucción y a un levantamiento de glúteos con el uso de su propia grasa. Aunque todavía le falta más tiempo para recuperarse, López ya parece otra persona y la verdad, luce increíble.

Eso sí, durante este proceso López no estuvo sola. Además de una enfermera, su hermana Chiquis se fue a Arizona para cuidarla personalmente y estar pendiente de que comiera bien y se tomara sus medicamentos. Su hermana mayor también voló a su estilista para que le arreglara el cabello. ¡Qué maravilla!

Nos alegramos mucho por ti Jenicka y esperamos que tu recuperación siga así de bien.