La actriz de origen ruso no dejó indiferente a nadie con el espectacular modelito que lució el fin de semana en la famosa ciudad del estado de Nevada. ¡Mira, mira!

Anuncio

Lo que pasa en Las Vegas no siempre se queda en Las Vegas. Tras disfrutar de unos días de descanso y relax en una paradisiaca isla del mar Caribe, Gabriel Soto e Irina Baeva pusieron rumbo a la famosa ciudad del estado de Nevada para asistir como invitados vips a una importante pelea de box, el deporte favorito del reconocido galán mexicano.

La actriz de origen ruso, que cuenta con más de tres millones de seguidores solo en Instagram, eligió para acompañar a su pareja en esta ocasión tan especial un vestido corto 'cristal' de la lujosa firma Philipp Plein que se adaptó como anillo al dedo a su estilizada figura.

Más bella y explosiva que nunca, Baeva logró dejar con la boca abierta a todos los asistentes, empezando por su novio, quien no tardó en hacer alarde de su belleza.

Irina Baeva
Irina Baeva
| Credit: Instagram Irina Baeva

"Preciosa", escribió el protagonista de exitosos melodramas de Televisa como Te acuerdas de mí y Caer en tentación junto a una imagen de su enamorada que publicó en Instagram.

El vestido, que se puede adquirir a través de la página web de la firma, tiene un precio de 2,835.000 dólares, aunque actualmente dispone de un descuento del 50%.

Irina Baeva
Irina Baeva
| Credit: Instagram Irina Baeva

Convertida en uno de los rostros más bellos de la televisión mexicana, la guapa actriz de 28 años vive actualmente uno de los momentos más felices y plenos de su vida, especialmente en el terreno personal, donde ya planea junto a Gabriel la que promete ser la boda del año.

"Yo haría una fusión entre lo ruso y lo mexicano porque hay muchas tradiciones y cosas que me gustan de lo que se hace en Rusia y al mismo tiempo me gusta como se hacen las bodas en México [donde nació Gabriel Soto]", declaraba semanas atrás Baeva al diario mexicano El Universal. "Creo que sería una boda ruso-mexicana, eso sería lo adecuado para mí y lo padre es que Gabriel también lo ve como algo muy bonito porque ya está estudiando ruso".