Con un abdomen de impacto, la actriz rusa causó sensación en las redes.
Anuncio

Irina Baeva se asomó a sus redes para lucir un cómodo conjunto de vestuario con el que afirma sentirse muy cómoda, y dejó ver un perfecto abdomen, pura fibra y sin gota de grasa, en el que podían contarse perfectamente sus costillas.

La actriz y Gabriel Soto atraviesan al parecer un estupendo momento como pareja y preparan ilusionados su boda para mediados del año próximo. El amor que se tienen, por el que poca gente apostó al principio de su relación, va viento en popa tras el escándalo de sus comienzos, pero eso no cesa el cyberbullying que la actriz de origen ruso todavía arrastra en redes, algo que no le permite abrir sus comentarios en su red de Instagram.

De todos modos, ahí estaban sus detractores en otras plataformas para comentar acerca de la delgadez de Baeva, quien cuida su alimentación y su ejercicio y goza por ello de una extraordinaria figura. "Ahí lavo bien los pantalones de mi marido", comentó una usuaria en el post que compartió Suelta la sopa; "puro esqueleto", afirmó alguien más; "una cosa es verse esbelta y otra es parecer un costal de huesos", reflexionó un tercero.

Irina Baeva
Credit: IG Irina Baeva
Irina Baeva
Credit: IG Irina Baeva

Lo cierto es que Irina se encuentra encantada con los preparativos de su próximo enlace. Recientemente, la actriz dio algunos detalles al respecto: "Puede ser que haya tradiciones o cosas diferentes", apuntó.

Pero destacó que lo importante realmente para ella era la ceremonia: "Creo que lo más importante, tanto en Rusia como en México, y me imagino que en cualquier otro país del mundo", declaró, "es un ritual, es una ceremonia muy bonita para celebrarse; eso es lo más importante".

Irina Baeva
Credit: IG Irina Baeva

También expresó su deseo de tener un solo vestido, al contrario de otras celebridades, como Paris Hilton que lució ni más ni menos que cinco durante su reciente enlace: "Si ya eliges ese vestido, el vestido, creo hay que disfrutarlo. Puede haber una segunda opción por si el vestido está muy grande, estás muy cómoda al momento de bailar", agregó. "No creo que iría por cinco, seis, ocho vestidos porque sino te la pasas cambiándote toda la boda, cuando lo que quiero es disfrutar con mi pareja, familia, amigos y pasarla bien".