Sus productos de belleza favoritos, cómo se cuida la melena y cómo consigue esos abdominales de acero. ¡No te lo pierdas!

Por Irene San Segundo
Mayo 07, 2020
Anuncio

Después de soplar 37 velas, Geraldine Bazán vive su etapa más zen y girlie aprovechando el aislamiento social para pasar más tiempo junto con sus dos hijas, Elissa Marie y Alexa Miranda, que se divierten con la moda y belleza ¡como su mamá!

Ahora son tres mujeres en casa, ¿cómo es su relación con la belleza y qué ideales quieres inculcarles a tus hijas en ese aspecto?

Más allá de lo que una pueda a mis hijas también. decirles es lo que te vean hacer. Miranda, por ejemplo, siempre que me ve maquillándome quiere ponerme rímel o pintarme los labios. Le encanta estar a mi lado cuando me arreglo y cuando me descuido y volteo a verla está ella más maquillada que yo. Elissa, que ya tiene 11 años, es una nena, pero me pidió el otro día que le comprara un rizador de pestañas y unas chapitas. Le compré el colorete más natural y ahora la veo salir de su cuarto con la pestaña enchinada y su colorete. [Quiero enseñarles] que hay que ser mujeres fuertes, valientes, con sus objetivos bien claros y seguras de sí mismas y que sean como ellas quieran.

¿Eso es lo que aprendiste en tu casa cuando eras niña?

Mi mamá siempre ha sido una mujer muy trabajadora, de arreglarse, salir muy temprano de casa y ponerse el rímel en el coche con las prisas. Con quien tuve más contacto en cuanto a belleza y, más que belleza, bienestar físico, fue con mi abuela materna, Elsi. [Me enseñó que] un cuerpo sano es un cuerpo bello y al final eso se refleja en el rostro. Era una mujer guapísima y con muchísima clase, que siempre se cuidaba mucho. [...] Siempre la veía perfecta, siempre impecable. Me enseñó a ponerme cremas, hasta con qué deditos es mejor aplicarlas y qué tipo de cremas; lo importante que era tener las mejillas sonrojadas porque eso te daba un look sano y te da más juventud. Ella era fiel al tao de la salud, le daba mucha importancia a cosas como la digestión, la alimentación y yo trato de pasárselo a mis hijas también.

Benetint colorete
Credit: Cortesía

“Es un liquidito que queda muy natural, no parece maquillaje y también se puede usar en los labios”, dice de su rubor favorito.Colorete líquido Benetint Lip & Cheek Stain, de Benefit Cosmetics. $18. ulta.com

¿Cómo has enfrentado el aislamiento social?

Lo que más me ha funcionado ha sido mantenerme positiva, activa y vibrando alto.

¿Cómo han cambiado tus rutinas de cuidados durante este tiempo?

[He aprovechado para] des- cansar del maquillaje y el calor en el cabello. Ponerse tratamientos y ejercitarse en casa es la mejor opción para mí. Hay muchísimos perfiles en Insta- gram y canales de YouTube con muy buenas rutinas y, además, compartir en casa con mis hijas y divertirnos nos mantiene de buen ánimo y nos hace más llevadera la cuarentena.

¿Cómo te cuidas la melena? 

Mi cabello sufre mucho planchas, secadora, tenaza, tinte, luces, decoloración... definitivamente nuestro cabello sufre mucho. Cuando estoy en casa me lo lavo, me pongo un tratamiento y lo dejo por dos horas y no me peino [risas].

Suero anticaida pelo
Credit: Cortesía

“Lo descubrí cuando estuve rodando en República Dominicana que se me empezó a caer el pelo. [...] Te lo pones dos horas antes de bañarte y lo dejas actuar”, dice de su imprescindible para el cabello. Suero anti- caída, de Hair Plus. $19.99. hairplususa.com

¿Puedes confesarnos qué haces para tener esos abdominales de acero?

Como de todo, pero no todos los días. [...] Después de ser mamá, mi metabolismo cambió radicalmente, pero subí poco de peso y me recuperé muy bien de los dos embarazos. Ahora me cuesta trabajo subir, de hecho tengo que hacer deporte para au- mentar músculo, si no me quedo muy delgada. Hacer abdominales un día sí y un día no es muy bueno, hay que dejar descansar el músculo. Me gusta hacerlos cuando estoy tomando el sol en la playa o en la piscina.

Se nota que disfrutas con la moda, ¿cómo describirías tu estilo?

Me encanta la moda, pero lo más importante es encontrar lo que te queda a ti y acomodarlo a tus necesidades para sacarle el máximo provecho y sentirte segura y bonita. Parte de aprender y encontrar un estilo propio es regarla [cometer errores] también. Por mi trabajo tengo mil sesiones de fotos, eventos, proyectos, etc., pero en mi vida diaria tengo un uniforme de mamá que es: jeans, playera blanca y tenis. Cuando estoy en “mood mamá” me canso muchísimo más que cuando tengo una alfombra roja, fotos y grabación. Hay que estar cómoda y lista para todo.

¿Y tus niñas?

Miranda todavía es chiquita y se deja vestir. Elissa, a sus 11 años, [...] me dice lo que quiere y todos los días la veo con algo distinto de mi clóset. Los jeans le quedan, las playeras, los tenis... De repente me dice: “Mamá esto se te ve padrísimo” y se lo pone al otro día.

¿Tienes un mantra o una filosofía que te motive y te guíe?

No importa la situación en la que estés, lo importante es la actitud con la que te lo tomes. Otra cosa que les digo a mis hijas es que hay que estar bien seguro de lo que quieres en la vida, pero sobre todo de lo que no quieres.