La actriz, que está de vacaciones con sus hijas en la Riviera Maya,  cortó la respiración con este traje de baño que resalta aún más su impresionante figura.

Por Teresa Aranguez
Enero 08, 2021
Anuncio

Los ha mostrado de todos los colores y modelos, claros, oscuros, de dos piezas y pieza entera. Da igual el que se ponga, a Geraldine Bazán no hay traje de baño que se le resista.

Pero esta es la primera vez que se atreve con un trikini. Tener un buen cuerpo no es sinónimo de que te siente bien, se trata de una pieza muy específica que no es para todas.

La feliz mamá, en cambio, lo lució como toda una modelo de pasarela. Las fotógrafas profesionales encargadas de sacarla así de impresionante fueron sus hijas, Elissa y Miranda, con quienes se encuentra de vacaciones en la paradisíaca Riviera Maya.

Aunque han sido varios los modelos de bikini que ha presumido estos días en la playa, sin duda este tan original es el que se ha llevado la palma.

Desde la jungla, uno de los rincones mágicos de este lugar emblemático de su México querido, presumió este conjunto de baño que le queda como un guante. Y aunque aseguró estar lesionada de una rodilla disimuló de maravilla y posó así de sensual.

La actriz de 37 años ha disfrutado unos días de ensueño con sus dos mosqueteras con las que ha recibido el nuevo año. La Navidad le tocó a su papá Gabriel Soto estar con ellas, unos días que Geraldine aprovechó para viajar a Aspen y gozar como una niña de la nieve.