La pareja de Cristiano Ronaldo eligió un vestido blanco con accesorios de lujo que a muchos de sus seguidores les ha parecido inapropiado para visitar a la Virgen del santuario portugués.
Anuncio

Sabemos que Georgina Rodríguez vive rodeada de lujos, que es amante de la moda y que le gusta presumir su cuerpo. 

La modelo y pareja de Cristiano Ronaldo, tanto en sus apariciones públicas como en sus publicaciones en redes sociales, siempre hace alarde de sus posesiones. Un guardarropa repleto de prendas de diseñador, una envidiable colección de carteras en la que abundan los modelos de Hermès, coches de lujo, viajes en yate por todo el mundo…

Gustos que no están al alcance de muchos y que hemos podido conocer más a fondo en el show de telerrealidad Yo soy Georgina (Netflix) que ahora rueda su segunda temporada. 

Otro de los aspectos de su vida que conocemos es la devoción que tanto ella como el futbolista profesan por la fe cristiana. En el show, ambos hacen referencia a su fe en varias ocasiones, y ahora, la también empresaria ha peregrinado hasta el santuario de Fátima en Portugal. 

"Sigue guiando e iluminando mi camino, virgencita", escribió la joven mamá en su cuenta de Instagram junto a unas fotografías en las que podemos verla con un llamativo atuendo en blanco total. 

Mientras que muchas celebridades utilizan looks discretos y modestos para visitar lugares religiosos, para rezar de rodillas ante la Virgen Rodríguez eligió un ajustado vestido blanco de punto con manga hasta el codo y complementos de lujo: un pañuelo de seda de Chanel para cubrirse la cabeza, el bolso modelo Timeless de la misma maison francesa, y sandalias planas de Hermès.  

Lejos de pasar desapercibida como una fiel más, la modelo llegó al santuario acompañada de dos guardaespaldas, dos estilistas, una maquilladora y varios cámaras de televisión, ya que según recogen distintos medios, su peregrinaje forma parte de la nueva temporada del programa. 

Aunque muchos de sus admiradores y amigos le han mostrado su cariño llenando de corazones la sección de comentarios, así como agradeciendo que no se avergüence de mostrar su fe, también ha recibido mensajes muy críticos con su look. 

"No necesitas llevar una cámara contigo mientras rezas y deberías mostrar más respeto por ti misma y por la iglesia y cubrir tu cuerpo", escribió una de sus seguidoras. "Incluso en la iglesia con el culo fuera", "No es muy religioso, pañuelo en la cabeza y vestido corto", "No es muy apropiado mostrar el trasero y tu atuendo fancy en la Iglesia" fueron otros comentarios que le dedicaron a Georgina. 

No es la primera vez que la madre de cinco presume su fe de esta manera. Durante su visita a Jaca, la ciudad en la que pasó su infancia, le rezó al Cristo de Biscos del que al parecer es muy devota y pasó por la basílica de la Virgen De la Peña en Graus, para ofrecerle un ramo de flores a la Virgen.

¿Qué piensan? ¿Es apropiado su look para visitar un santuario cristiano?