La presentadora dominicana confesó que no está a dieta pero que bajar de peso es una de sus prioridades en este momento.
Anuncio

Hace ya un mes que Francisca Lachapel dio a luz a su primogénito Gennaro Antonio Gamelier Zampogna, un precioso y saludable bebé que derritió las redes cuando su mamá publicó sus primeras fotos de estudio. Desde entonces la presentadora había estado ausente de las redes sociales, pero hoy decidió hablar con sus seguidores, quienes tuvieron oportunidad de hacerle preguntas.

Fueron muchas las cosas que Lachapel le confesó a sus seguidores, entre ellas lo que ha pasado amamantando a su hijo, al igual que detalles de su regreso a la televisión, que será a finales del mes de septiembre.

La presentadora también compartió con sus fanáticos detalles de su parto y también de su figura, una que no ha podido recuperar por completo. Lachapel confesó que al final de su embarazo tenía más de 200 libras y que no le ha sido fácil bajarlas.

"[He bajado] el peso de la barriga y todo el líquido retenido que tenía. Estaba en 217 libras al final del embarazo. Ahora tengo 178", le respondió la dominicana a una de sus seguidoras que le preguntó por su peso. "Ojalá el chapulín colorado me defienda y pueda perder más peso en los próximos días".

Lachapel aseguró que antes de embarazarse tenía solo 130 libras y que le urge perder todo lo que subió durante esos nueve meses. Aún así, aseguró que no lleva ninguna dieta porque está amamantando y prefiere ser cuidadosa por el momento.