Con amor y esmero estos dos expertos prepararon a Francisca para la ceremonia religiosa y sus cambios de look durante el fiestón de celebración. ¡Aquí nos cuentan sus secretos en exclusiva! 
Anuncio

La boda de  Francisca y Francesco Zampogna en República Dominicana fue un sueño hecho realidad, un derroche de elegancia y de glamour.

Por supuesto, su arreglo personal para estar a tono con la belleza de sus trajes diseñados por Monique Lhuillier, Giannina Azar y la tienda Bride to Be, de República Dominicana, estuvo a la altura de la ocasión y fue el detalle final que le permitió a la novia lucir y sentirse radiante toda la noche.

De nuevo los encargados de maquillarla y peinarla fueron Miguel Ángel Pérez y Carlos Martínez, quien sin descanso y con toda su maestría se dedicaron a su labor desde el medio día antes de la ceremonia hasta la madrugada de anoche.

El reto del equipo era prepararla para que luciera su belleza con la frescura y naturalidad de una novia e impactara a la entrada de la ceremonia y en la iglesia con el espectacular traje de Monique Lhuillier, el cual fue un regalo de la familia de su esposo. 

Boda Francisca y Francesco
Credit: Foto por @jochyfersobe

El traje, de tul con aplicaciones de encaje, tenía un marcado escote, una voluminosa falda y cola, además de la delicada corona con cristales y el largo velo que adornaban su cabeza.

"El punto aquí era la naturalidad", afirmó Pérez quien aclaró que si bien la noche anterior se esmeró en resaltar sus ojazos con un maquillaje ahumado con sombras oscuras, el secreto para su boda era una mirada más suave y romántica. "Hoy no usamos delineador para definir sus ojos, simplemente sombras en tonos tierra y mucha mascara". Su aliada fue la paleta Dior Backstage Palette.

dior eye shadows
Credit: cortesia Dior

Resaltó sus pómulos con un toque de bronzer y definió sus labios de manera sutil con delineador nude y un toque del labial y brillo de La Más Bonita Cosmetics una de las marcas favoritos de Francisca. Uno de sus tonos más vendidos es Soy Única, en rosa.

labial bonita cosmetics
Credit: cortesia La mas bonita Cosmetics

Para el cabello, su estilista Carlos Martínez comentó que si bien la noche anterior Francisca había llevado su melena suelta peinada en una cascada de ondas, la intención del día de la boda era recoger su cabello para dar protagonismo a los trajes y también mayor movilidad a la novia.

"Hicimos una cola de caballo con el cabello partido a la mitad", explicó Martínez quien realizó ondas en el cabello con una tenaza una vez recogido el cabello.

Este peinado la acompañó con el primer traje y también con su segundo cambio al principio de la fiesta, para la cual vistió un diseño que le hizo la dominicana Giannina Azar para que estuviera más cómoda y así poder bailar sin parar con su amado y los invitados.

Boda de Francisca peinado y maquillaje segundo look
Credit: Cortesía

Se trató de un vestido blanco con cola y amplia abertura que dejaba al descubierto una minifalda y corsé bordados con perlas, cristales de Swarovski y cristales checos. "Es bello, cómodo, fácil de llevar. Es un traje sumamente cómodo y práctico", dijo su creadora en una entrevista.

Al ritmo de la música de la fiesta el equipo se reunió de nuevo con la novia para el cambio de vestuario y algunos retoques, como vemos en este simpático video que compartió Martínez en sus redes donde muestra el proceso de elaboración de las ondas de la cola de caballo de la novia.

El tercer look y cambio vino pasada la media noche, donde el estilista convirtió la cola de caballo en un moño alto de bailarina para la incansable novia que seguía derrochando energía. Fue el complemento ideal para su traje cortito de Bride to be con su corpiño de encaje y falda rotonda que complementó con tenis deportivos. 

¡Felicidades a este dúo dinámico tan talentoso de cabello y maquillaje que hizo brillar a Francisca como una novia de leyenda!