Radiante estaba la novia en la fabulosa fiesta nocturna. Sus estilistas nos dieron todos los detalles de su peinado y maquillaje.
Anuncio

¡Ya solo quedan horas para que se celebre la boda religiosa de Francisca y Francesco Zampogna en República Dominicana!

La conductora celebró ayer por la noche una fastuosa cena para agasajar a sus invitados y rendir un pequeño homenaje a la familia italiana de su esposo.

Además de la decoración, la gastronomía y el entretenimiento inspirados en la tierra natal del novio, los invitados también bailaron y gozaron con los ritmos típicos del Caribe dominicano y la cálida bienvenida de la patria de la novia. 

Para protagonizar la feliz noche de celebración, la exreina de belleza eligió un espectacular enterizo rojo rubí, diseñado por su compatriota Giannina Azar, bordado con cristales Swarovski, cristales checos y voluminosa cola también con bordados.

En cuanto a su look de belleza Francisca eligió llevar el pelo suelto para no competir con el recogido que lucirá como novia.

El estilista Carlos Martínez, en declaraciones para People en Español, nos contó que la clave para lograr el look fue añadir unas extensiones en la parte delantera, para alargar los mechones frontales y eliminar el flequillo que habitualmente presume la conductora.

Con suaves ondas medio deshechas en toda la melena, Francisca fue capaz de bailar con los invitados y disfrutar sin preocuparse del peinado. Aunque conforme avanzó la noche vimos que se recogió la melena en un moño bajo.

Para el maquillaje, la estrella televisiva confío en Miguelangel Pérez, quien trabajó la piel de la presentadora para que lucirá impecable y radiante toda la noche. Algo que consiguió con una base de que Clé de Peau que cubre con acabado jugoso e hidrata en profundidad.

"La verdad es que no ha habido tiempo para ensayar el maquillaje", compartió con People en Español. "Todas las mañanas en Despierta trato de hacer alguna variedad".  

Centrando la atención en la mirada de la novia, el maquillista creó un look de ojos ahumados con sombras en tonos tierra y café, tan favorecedores para Francisca, y cejas definidas. Con el resto del rostro muy natural, los labios en un tono nude y un poco de rubor bronceado, la dominicana se vio bellísima.

Además de marcar el inicio de los festejos nupciales, fue una noche muy especial para la pareja. Francisca no solo celebró su cumpleaños con una tarta con la que le sorprendieron para soplar las velas, también hizo uno de sus sueños realidad al celebrar horas antes de su enlace con amigos y seres queridos.

¡Ya queremos verte de novia, Francisca!