La distribuidora de la icónica firma de joyería parece haber caído al mar, pero muchos sospechan algo más siniestro.
Anuncio
tienda tiffany
Credit: Getty Images

A las 3 de la mañana del 26 de octubre, la propietaria del imperio de joyería Tiffany en Turquía murió después de caer al mar desde un crucero durante unas vacaciones en Tahití.

Dilek Ertek comenzó a construir su fortuna en 1995 cuando abrió la primera tienda Tiffany & Co. en Estambul y luego se estableció como la distribuidora principal de las joyas en su país durante más de dos décadas.

Desde su camerino en un barco de Norwegian Cruise Line, Ertek, de 71 años, trágicamente murió, pero su familia insiste que no fue un accidente.

En estos momentos, la familia de la empresaria le está rogando a la policía y a los periódicos de su país para que sigan investigando este misterioso caso.

Norwegian Cruise
Credit: Joe Raedle/Getty Images

Su cuerpo aún no se ha recuperado y, según los informes, los expertos siguen sin entender cómo Ertek de 5'2" podría haber caído sobre una barandilla de tres pies de altura. Su hijo, Gokce Atuk, también dice que desaparecieron joyas de su caja fuerte.

El viaje se debía al cumpleaños de Ertek y compartía su camarote con un amante suizo. El señor de 74 años no denunció su desaparición hasta 20 horas después, lo que llevó a la tripulación del barco a mantener bajo observación al hombre no identificado hasta que el barco atracó en Tahití tres días después.

Su compañero fue interrogado por la policía de Tahití, pero fue liberado.

Los abogados de Ertek están demandando al operador del crucero, pero hasta ahora, su familia sigue sin respuestas.

Seguiremos pendientes del desarrollo y desenlace de este caso tan siniestro e inquietante como una historia de Agatha Christie.