Además de para cuidar los dientes y encías este producto tan habitual en todos los cuartos de baño tiene algunas propiedades que pueden ser beneficiosas para la piel, ¡mira cómo se usa!

Por Irene San Segundo
Abril 21, 2020
Anuncio

Si estás aprovechando este tiempo para probar recetas y remedios caseros de belleza y salud, te van a encantar estos consejos que nos trae esta semana nuestro experto en cuidado de la piel, el doctor Daniel Campos que nos ha descubierto cómo usar el típico enjuague bucal para los dientes para cuidar la piel de los pies ni más ni menos. Mira cómo convertir este producto dental en tu mejor aliado para una pedicura perfecta

¿Qué es el enjuague bucal?

Es un antiséptico cuya fórmula contiene salicilato de metilo y se especializa en combatir los gérmenes que causan el mal aliento derivado de las bacterias y el sarro.

¿Cómo se usa en la piel?

La piel seca y agrietada en los pies puede ser imposible de eliminar. Al caminar sobre la piel seca la tendencia es a empeorar. Anecdóticamente, el principal beneficio de un pie remojado con enjuague bucal es que se deshace de la piel seca, agrietada, de una vez por todas. El ácido salicílico es un exfoliante químico que se encuentra en muchos remedios contra el acné y el envejecimiento. El salicilato de metilo que contiene el enjuague bucal (al menos el de la marca Listerine) es químicamente muy similar. Así que tiene propiedades exfoliantes y consigue eliminar la piel muerta y dejar la piel de nuestros pies más suave y rejuvenecida. Y si quieren tener una experiencia totalmente Spa pueden agregar otros ingredientes como Sales Epsom, aceites esenciales, rodajas de frutas cítricas y frotar los pies con una piedra pómez. Para que la piel quede suave y aterciopelada, puedes aplicar vaselina a los pies y ponerte un par de calcetines de algodón. Deja que la vaselina penetre la piel, preferiblemente durante la noche.

Getty Images

¿Qué otros beneficios puede tener en su opinión?

Puede prevenir ciertas infecciones ya que es un desinfectante natural. Aunque no está diseñado para tratar infecciones, podría ayudar a prevenirlas. Esto puede ser útil para aquellos que están preocupados por prevenir pie de atleta e infecciones de hongos de las uñas de los pies. Pero ojo, no hay razón para creer que Listerine puede tratar otras infecciones de la piel, como celulitis o heridas infectadas, incluso puede quemar llagas abiertas, alargando el tiempo para la curación. Puede aliviar el dolor asociado con afecciones musculares puesto que el salicilato de metilo es casi químicamente idéntico a la aspirina y se utiliza en varios remedios tópicos de alivio del dolor.

¿Quién debe evitar el uso de este producto para los pies?

Aunque la mayoría de las personas no han reportado ningún efecto negativo relacionado con el uso de este enjuague en los pies, no se recomienda que las siguientes personas usen este popular remedio: personas con piel sensible o heridas abiertas, ya que pueden irritar su piel, causando una sensación de ardor; personas con antecedentes de reacciones alérgicas a cualquiera de los ingredientes activos de Listerine (eucalipto, mentol, timol y salicilato de metilo); personas con llagas abiertas en los pies, incluyendo ampollas, cortes o piel seca que se ha abierto; personas con alergia a la aspirina, ya que el salicilato de metilo y la aspirina son casi idénticos, químicamente; niños muy pequeños. El uso de aspirina y otros salicilatos está vinculado a la enfermedad potencialmente mortal en los niños conocida como síndrome de Reye; y Aquellos con alergia a los antiinflamatorios no esteroideos (AINE).