By Irene San Segundo
December 12, 2018 11:51 AM

Las ventajas de comprar en tiendas de segunda mano son muchas: reciclas algo que ya está producido, no vas vestida igual que todas las demás, ahorras dinero en la compra y, quién sabe, igual encuentras un tesoro que perteneció a una princesa.

Eso es exactamente lo que le pasó a una mujer británica que hace 24 años encontró un vestido de gala blanco que había pertenecido a la princesa Diana en una tienda de segunda mano de la localidad de Hereford. Sigue leyendo para descubrir el resto de esta historia con final más que feliz para la afortunada que lo encontró.

© Hulton-Deutsch Collection/CORBIS/Corbis via Getty Images

Según el diario británico The Mirror, la mujer encontró este vestido en 1996, cuando trabajaba media jornada en una tienda de segunda mano que quedaba cerca de una mansión en la que vivió una de las amigas de la infancia de la princesa, Caroline Twiston-Davies.

La mujer que lo encontró buscaba un vestido de noche para asistir a un evento de local y se compró esta pieza por unos $250 en aquella época. Al final ni siquiera se lo puso porque le resultaba demasiado formal para su fiesta.

Lo más increíble de la historia es que la mujer no tenía ni idea de que había pertenecido a la princesa hasta hace poco, cuando la vio en un documental luciendo este vestido y mira lo que hizo.

La mujer no ha dudado en venderlo y esta semana salió a subasta en la casa de subastas londinense especializada en moda Kerry Taylor Auctions, donde se ha vendido por casi $200,000.

El vestido blanco era una creación de David Emanuel, el responsable también del diseño del famoso vestido de novia de la princesa y, según confirmaban desde la casa de subastas, estaba en perfecto estado.

Advertisement


EDIT POST