Por Irene San Segundo
Agosto 30, 2017
Anuncio

Cuando uno ve la casa de Mariah Carey podría creer que está en un sueño o una película. Y es que todo lo que rodea a la cantante es pura fantasía, pero su armario es sin duda lo más increíble de todo. Para deleite de sus seguidores y de cualquier fashionista, la diva del pop ha decidido abrir sus puertas a la revista Vogue y no te pierdas lo que esconde en su casa de tres pisos del barrio neoyorquino de TriBeCa.

“Yo no soy casual como la mayoría de gente, pero supongo que podría serlo”, dice en la entrevista que acompaña el reportaje.

La cantante confiesa que es una verdadera fanática de los zapatos y muestra su impresionante colección de Louboutins, Manolos y algunos de los modelos más icónicos de Giuseppe Zanotti. “Vamos a los únicos zapatos que importan”, dice señalando un par de chancletas de piscina de Adidas. “Esto es lo único que podía ponerme cuando estaba embarazada”.

Otro de sus mayores orgullos es el Birkin rosa de Hermès que le regaló el boxeador Floyd Mayweather. “Me pidió que me asegurara de que cada vez que alguien me pregunta por el bolso diga que me lo regaló él. Es del campeón”, dice.

¿Otra de sus debilidades? La lencería. Tiene tantas batas, corsés y ropa interior que están todas colocadas en un armario-habitación independiente del resto de la ropa. “Me encanta arreglarme, pero si pudiera solo iría con lencería por la casa. [Me encanta] La Perla, por supuesto, y Agent Provocateur”.

No es ningún secreto que uno de los iconos del mundo del espectáculo que más ha influido a la cantante es Marilyn Monroe. Incluso tiene un piano de cola blanco que perteneció a la actriz y asegura es su bien más preciado… y no tiene pocos. “Me encanta el glamour, hay algo sobre esa era que es… mágico”, dice antes de mostrar una cajita con espejo que Monroe llevó en una ocasión a los Golden Globes para guardar su discurso.

Después de compartir con el mundo su armario más íntimo, la cantante se despide diciendo que no importa lo caras que sean las cosas, siempre que te hagan sentir bien.