La presentadora de Despierta América está más que encantada con su segundo embarazo. Con más de 5 meses ya, mira sus consejos para vestir la barriguita con estilo.

Por Irene San Segundo
Marzo 26, 2018
Anuncio

Ana Patricia Gámez ha pasado ya el ecuador de su segundo embarazo y con 22 semanas a sus espaldas no hay vestido o blusa que esconda la barriga. Pero ella está encantada y no duda en vestirse casi con el mismo estilo que le gusta lucir cuando no está embarazada. Ella no renuncia a estampados, volantes ni mini vestidos. Mira cómo está llevando la presentadora mexicana la dulce espera y toma nota si tú también estás esperando un bebé.

“Yo no soy muy fanática de la ropa de maternidad“, explicaba en un video de su canal de youtube en el que comparte sus trucos y consejos favoritos de moda y belleza. “Primero porque se me hace no anticuada pero poco bonita y es muy cara”.

Uno de las máximas que siguió en su primer embarazo fue directamente evitar la ropa premamá recurriendo a un estilo hippie, de blusas y vestidos sueltos, invirtiendo solo en leggings y pantalones específicos para embarazadas.

Según ella misma ha explicado, esta vez le ha crecido la barriga más rápido que en su primer embarazo y sí ha comprado algunas prendas con elásticos y lazos que sujetan en las zonas que más lo necesita a medida que vaya aumentando su tamaño. Pero a parte de eso, ella suele optar por vestidos que reutiliza en forma de camisa y accesorizarlos con cinturones.

Aunque la presentadora es una fanática de la moda, de hecho tiene su propia boutique en Miami, reconoce que lo más difícil es pensar los outfits que le vemos cada mañana en el programa. “Mucha gente piensa que nos dan la ropa en Despierta América, lo cierto es que cada quien se viste de su armario ahora si o de alguna tienda de algún patrocinador, pero cada quien se encarga de eso […] Sí nos quebramos la cabeza vistiéndonos […] Se nos acaban las ideas”, reconoce.

La presentadora espera su bebé para el mes de julio, más concretamente sale de cuentas el mismo día de su cumpleaños. ¡Qué casualidad!