La exesposa de Juan Soler ha dado un giro radical a su imagen y eso se nota en sus últimas apariciones mucho más modernas, divertidas y sensuales.

Por Teresa Aranguez
Diciembre 28, 2019
Anuncio

Hace más de un año Juan y Maky Soler anunciaban su separación ante los medios, aunque ya llevaban un tiempo distanciados como pareja. Entre ellos ha prevalecido la cordialidad y el cariño por esas dos preciosas hijas que tienen en común, Mía y Valentina.

Después de una relación de más de 15 años de unión ambos se embarcaron en su nueva vida de solteros que, a la vista está, les sienta de lo más bien. En el caso de Maky no solo se ve más espectacular y sonriente que nunca, sino que luce una imagen mucho más juvenil y renovada, nada que ver con la que nos tenía acostumbrados.

Sus traviesas y coquetas publicaciones en Instagram así lo demuestran, al igual que sus mensajes llenos de positividad y optimismo.

El más reciente ha sido este video al natural en plena playa y presumiento bikinazo. Las palabras que le acompañan dicen mucho del estado actual que vive la también conductora.

“Mi versión mas natural, ¡despidiéndome de un año de mucho aprendizaje! Y emprendiendo nuevos retos con alegría y agradecimiento. Valorando cada minuto de esta hermosa vida. Gracias por acompañarme siempre y por sus tan bonitos mensajes. Vivamos la vida intensamente. Vivamos la vida con valentía, ilusión, esperanza y mucho amor”, ha escrito Maky.

Amor, una palabra y un sentimiento que parece haberse colado nuevamente en su vida. Aunque ella no ha confirmado ni desmentido nada, ha sonado el nombre de Enrique Hernández Pons, como la supuesta nueva ilusión de la argentina. Sea cierto o no, Maky pasa por uno de sus mejores momentos, algo de lo que nos alegramos inmensamente.