Los tratamientos que contienen ácido hialurónico se han convertido en una de las tendencias de la medicina estética. Ahora bien, es muy importante que siempre te pongas en manos de profesionales ya que de lo contrario podrías tener resultados adversos.
Anuncio

Los tratamientos de inyecciones y/o la aplicación de productos que contienen ácido hialurónico se han convertido en una de las tendencias de la medicina estética, sobre todo rellenos para modificar algunas de nuestras facciones y cremas para mantener humectada nuestra piel.

Ahora bien, es muy importante que siempre te pongas en manos de profesionales ya que de lo contrario puedes tener resultados adversos.

La doctora Maribel Pedrozo, reconocida especialista en el cuidado facial nos explicó lo más importante que debemos conocer sobre la inyección de esta sustancia como relleno.

"Es muy importante que sepamos que el ácido hialurónico es de los rellenos considerados temporales y es de los que más se usan, debido a su alto perfil de seguridad, la facilidad de la técnica de inyección, los naturales resultados obtenidos y los pocos efectos secundarios", comenzó diciendo la también conocida como "La alquimista de la belleza".

Mujer inyectándose ácido hialurónico
Mujer inyectándose ácido hialurónico
| Credit: Getty Images

¿Cuáles son los principales beneficios de los rellenos de ácido hialurónico?

Sus principales usos son el rejuvenecimiento facial, la restauración de volúmenes, la remodelación nasal o del lóbulo auricular, el rejuvenecimiento de manos y tratamiento de cicatrices.

"Ahora bien, a pesar de lo seguro que pueda ser, también puede tener efectos secundarios", puntualizó Pedrozo.

Efectos secundarios inmediatos de los rellenos de ácido hialurónico

1.Enrojecimiento e inflamación: Esto depende de las características químicas del producto utilizado. Esto se puede evitar si utilizamos rellenos combinados con anestésicos y epinefrina o usando hielo tras el procedimiento. También puedes tratar aplicando cremas calmantes antiinflamatorias.

2.Asimetrías o sobre correcciones: Este es uno de los más comunes si no seleccionamos correctamente el profesional para aplicarnos estos rellenos. Esto depende de la cantidad del producto utilizado, y del sentido estético del especialista que lo aplique. Se pueden producir discretas asimetrías en ambos lados de la cara o zonas en donde se apliquen.

3.Hematomas: estos se pueden ser debido a la rotura de capilares durante el procedimiento, por la compresión que el propio relleno puede producir sobre el vaso o por el efecto vasodilatador de la lidocaína incorporada a muchos ácidos hialurónicos. Puede aparecer inmediatamente o más tarde y su duración es de 4-10 días.

Se puede evitar usando una adecuada iluminación para el tratamiento y su tratamiento se hace con cremas que contienen árnica o vitamina K.

4. Necrosis cutánea  se trata de un efecto secundario poco frecuente pero grave. Sucede al introducir el material de relleno en determinadas arterias, fundamentalmente en la zona del entrecejo y surcos nasogenianos. Se produce inmediatamente tras el pinchazo, una coloración violácea de la zona, con dolor y posterior ulceración cutánea.

Se debe tratar con hialuronidasa, con nitroglicerina tópica o heparina subcutánea.

Efectos secundarios a corto – medio plazo:

 1. Nódulos palpables o visibles: estos pueden aparecer por una mala técnica de inyección colocando la sustancia de relleno en un plano muy superficial. En algunas ocasiones el ácido hialurónico puede dar una coloración azulada de la piel.

Para evitarlos, debemos conocer las características del producto utilizado inyectándolo en el plano indicado según su densidad y utilizar cantidades pequeñas.

Para mejorar este efecto, se realiza un masaje firme. En ocasiones es necesario realizar una infiltración de corticoide intralesional o de hialuronidasa si el producto utilizado era ácido hialurónico.

2.Activación del virus del herpes simple: puede pasar cuando se trata la zona labial en pacientes con infección recurrente por este virus. Se debe hacer profilaxis antiherpética siempre en estos pacientes.

Complicaciones a largo plazo:

Granulomas. Consisten en una reacción inflamatoria crónica en relación con un cuerpo extraño (la sustancia de relleno), que se manifiesta en forma de nódulos en cada punto de inyección. Estos pueden aparecer meses después del tratamiento y prolongarse durante años.

Para mejorar este efecto se utilizan distintos productos inyectados intralesional (hialuronidasa, corticoides, interferón) o incluso tratamientos orales como (cortisona, alopurinol y antibióticos). En algunos casos, se requiere extirpación quirúrgica de los mismos.