La diseñadora del famoso vestido por fin lo ha puesto a la venta para el común de los mortales, ¡mira por cuánto!

Por Redacción People en Español
Diciembre 18, 2018
Anuncio

¡Cómo olvidar este vestido! Para muchos el vestido amarillo que lució Amal Clooney en la boda de Meghan Markle y el príncipe Harry el pasado mes de mayo fue uno de los mejores, si no el mejor, entre todas las invitadas a la boda.

El look consistía en un vestido amarillo mostaza, uno de los colores más de moda del 2018, de la diseñadora británica Stella McCartney que le sentaba como un guante. Y es que la hija de Paul McCartney lo diseñó a medida para la abogada de derecho internacional y ahora, a petición popular, lo ha puesto a la venta a través de su tienda online.

Según ha publicado PEOPLE, después de la boda real el buscado de internet Lyst registró 17,000 búsquedas desde 65 países diferentes que trataban de encontrar un “vestido amarillo de Stella McCartney. ¿Se basaría en esas búsquedas la diseñadora?

De lo que no cabe duda es de que el vestido es una preciosidad que muchas matarían por tener en su armario y ahora pueden. Eso sí, si están dispuestas a pagar los $1,995 que cuesta la pieza. stellamccartney.com

La diseñadora británica también diseñó el segundo vestido blanco que lució Meghan Markle el día de su boda para la recepción y el banquete. Un precioso vestido largo hasta los pies con cuello tipo Halter de su colección “Made with Love”, que también terminó poniendo a la venta del público después del “efecto Meghan”. Y es que todo lo que se pone la duquesa termina agotándose o encumbrando a sus diseñadores y marcas.

No es de extrañar que Markle se decidiera por esta diseñadora para uno de sus vestidos en su gran día ya que siempre ha procurado elegir marcas sostenibles que se preocupan por el medioambiente y Stella McCartney es una de las pioneras.

Muchas de sus piezas están fabricadas con materiales reciclados, por ejemplo a partir de botellas de plástico rescatadas de los océanos, y fue una de las primeras compañías en rechazar trabajar con pieles de animales.