January 26, 2017 03:59 PM

Desde el momento en que su esposo se convirtió en el nuevo presidente de Estados Unidos, Melania Trump se ha convertido en tema de conversación para muchos, no solo por su nuevo rol de primera dama sino también por los atuendos que ha lucido desde entonces. Para acompañar a su esposo a la toma de posesión en Washington, Melania optó por un sobrio vestido azul cielo de Ralph Lauren que dio mucho de qué hablar. Pero fue durante la ceremonia de investidura donde la señora Trump lució impecable con un vestido blanco strapless de Hervé Pierre, un diseñador poco conocido quien desde ese momento no puede creer todo lo que ha empezado a pasar en su carrera.

“Cuando hice ese vestido no tenía idea de cuál era la repercusión que iba a tener”, le dijo el creador a Bazaar.com. “Inmediatamente mi teléfono se llenó de llamadas para pedirme entrevistas. Tenía inversionistas y banqueros de Dubai y gente abriendo cuentas de Instagram con mi nombre. Incluso Target me llamó para decirme, ‘estamos muy emocionados porque vas a hacer una línea para nosotros’. Y yo dije, ‘pues no sabía que estaba haciéndola’.

Según él, en un principio la primera dama lo contrató para que fuera su vestuarista. Sin embargo todo cambió cuando la exmodelo vio sus diseños.

ROBYN BECK/AFP/Getty Images

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

“Ella sabe de moda. Ella era modelo y trabajó en un estudio de diseño, así que ella sabe acerca de construcción.”, explicó el diseñador de origen francés. “Cuando le mostré las telas, ella inmediatamente eligió la más gruesa, la seda más hermosa de Italia. Ella sabe de telas. Fue una conversación muy orgánica porque ambos tenemos el mismo vocabulario”.

Aunque Melania confiaba en su visión, para el diseñador la opinión de la primera dama era importante a la hora de diseñar el traje. ¿Qué pidió?

Aaron P. Bernstein/Getty Images

“Ella fue muy específica acerca del escote, acerca de que todas las líneas fueran paralelas”, explicó Pierre, quien trabajó como director creativo de marcas como Balmain, Oscar de la Renta y Carolina Herrera, esta última durante 15 años. “Era muy importante para nosotros no seguir el ejemplo de vestidos de otras primeras damas. Ella es presidencial ahora, no es solo un figurín”.

Aunque diseñadores como Tom Ford, Marc Jacobs y Philip Lim, dijeron públicamente que no les interesaba vestir a Melania, otros como Carolina Herrera, Ralph Lauren y Pierre, están más que dispuestos a diseñar los atuendos que lucirá la primera dama en los próximos cuatro años.

 

Tal Vez Te Guste

EDIT POST