Por Yolaine Díaz
Marzo 23, 2020
Anuncio

El coronavirus se ha convertido en un problema mundial que tiene a muchos al borde de la desesperación y es que son miles de personas las que ya han muerto y muchos miles más se infectan cada día. Por eso nada es mucho cuando se trata de proteger tu salud y la de la familia. Así eso las recomendaciones de no salir de casa si no es necesario. Pero sin duda, los más afectados en todo esto son los doctores y enfermeros que han tenido que cuidar a tantas las personas afectadas. Ellos son nuestros verdaderos héroes, quienes han puesto su vida en riesgo para ayudar a los demás. Por eso varias compañías han anunciado que los ayudarán apoyándolos con sus necesidades.

Hace una semana la compañía dueña de marcas como Givenchy y Dior anunció que empezaría a producir gel antibacterial para reglárselo a los trabajadores de los hospitales públicos y a las autoridades francesas. Días después a esa iniciativa se unió Coty Inc., compañía dueña de marcas como Kylie Cosemtics y Calvin Klein, que también decidió hacer lo mismo en Estados Unidos. Ahora el diseñador Christian Siriano también quiere poner su granito de arena ante esta crisis haciendo mascarillas para el personal médico de los hospitales de Nueva York, que se ha convertido en la ciudad con más personas contagiadas del país.

Todo empezó con un mensaje que publicó el diseñador que decía, “si el gobernador Andrew Cuomo dice que se necesitan más mascarillas, mi equipo puede ayudar a hacer algunas”, escribió Siriano en su cuenta de Twitter. “Todavía tengo un equipo de modistos trabajando desde casa que puede ayudar”.

Lo mejor de todo es que el gobernador vio el mensaje y de inmediato se puso en contacto con el diseñador, con quien ahora está trabajando para llevar esta ayuda tan necesaria para todos esos profesionales de la salud.

“Ya estamos en contacto con Christian Siriano. Apreciamos muchísimo esta ayuda”, escribió Cuomo en su cuenta de Twitter. “¿Quién es el próximo? Vamos a hacer esto juntos Nueva York”.

Ese llamado fue respondido por los diseñadores por Pamela Barsky, que ofreció también hacer unas 500 mascarillas al día,  y Hedley & Bennett, quienes además están dispuestos a hacer batas y lo que haga falta.

No cabe duda de que unidos somos más. ¡Fuerza Nueva York!