Los problemas no se acaban para Kendall y Kylie Jenner, quienes ahora enfrentan una posible demanda por parte de The Doors debido a sus polémicas camisetas.
Anuncio

Si bien las hermanas Jenner ya se disculparon por la colección de camisetas estilo vintage con imágenes de íconos musicales que lanzaron en su sitio web, el drama aún no termina. Ahora los representantes de The Doors supuestamente han presentado una demanda en contra de Kendall y Kylie por haber usado una famosa imagen del cantante Jim Morrison sin haberles pedido permiso, según un reporte de TMZ. Como si no fuera suficiente, el grupo de música Arcade Fire ha comenzado a vender en sus conciertos camisetas que son parodias de las de las Jenner por $25 (en comparación a las de ellas que se vendían a $125).

En las camisetas aparecían imágenes de las famosas jóvenes sobre las de íconos de la música como Tupac Shakur, Metallica, The Notorious B.I.G. y Ozzy Osbourne. Muchos protestaron contra los diseños de las camisetas, entre ellos Voletta Wallace, la madre de The Notorious B.I.G., quien subió una foto a su cuenta de Instagram expresando su enfado.

“No sé quién le dijo a Kylie y Kendall Jenner que tenían el derecho de hacer esto. La falta de respeto que mostraron estas jóvenes al no ponerse en contacto conmigo o con alguien del patrimonio me desconcierta. No tengo ni idea por qué sienten que pueden explotar las muertes de 2pac y de mi hijo Christopher para vender una camiseta. Es una falta de respeto, es vergonzoso ¡y es la máxima explotación!”, escribió.

“Los diseños no fueron bien pensados y nos disculpamos sinceramente con todos aquellos que se enojaron o se ofendieron, especialmente con las familias de los artistas. Somos grandes fans de su música y no fue nuestra intención faltarles al respeto de ninguna manera a estos íconos culturales. Las camisetas han sido descontinuadas y hemos quitado todas las imágenes de ellas. Aprovecharemos esta oportunidad para aprender de nuestros errores y otra vez les pedimos una gran disculpa”, dice la declaración pública que subieron las dos hermanas a sus cuentas de Twitter.

Sin embargo, si algo han demostrado los miembros de Arcade Fire y los abogados que representan a The Doors es que este tema no se olvidará tan rápido como otros relacionados con la familia Kardashian-Jenner y que tendrá implicaciones.

¿Cómo crees que acabará esta polémica? ¡Déjanos saber qué piensas en los comentarios abajo!