¡Vas a quererlos todos en tu armario!

By Irene San Segundo
April 19, 2019 05:20 PM

Hace 6 años se produjo en Bangladesh uno de los desastres humanos más catastróficos que ha vivido el sector textil en toda su historia. Más de 1300 personas perdieron la vida al colapsarse Rana Plaza, una fábrica de ropa en la que los trabajadores ya se habían quejado previamente por el estado en el que estaba el edificio. En aquel momento algo hizo “click” en Shivam Punjya, el fundador de Behno. Descubre su historia y la de una marca de bolsos de lujo que deberías tener en tu radar fashion desde ya.

No tenías un background o estudios de moda cuando empezaste tu línea de accesorios, lo tuyo era la salud de las mujeres y en particular de las mujeres que trabajan en el sector textil. ¿Cómo acabaste creando tu propia línea de moda?

Estaba estudiando en la Universidad de Duke, un grado sobre la salud reproductiva de las mujeres en India, cuando tuve la primera interacción con mujeres que trabajan en las fábricas textiles indias y me di cuenta de que conformaban una parte muy importante del sector. No le di mucha importancia en aquel momento, pero cuando volví a Durham (Carolina del Norte) a escribir mi tesis justo se derrumbó Rana Plaza en Bangladesh y despertó en mi una reacción emocional hacia una realidad que acababa de vivir en primera persona solo unos meses antes.  Hablé con mis padres sobre la terrible negligencia de lo que había ocurrido y su respuesta fue que o bien encontraba una manera de estar en paz con esa atrocidad o que hiciera algo al respecto. […] En familia decidimos asociarnos con personas y organizaciones increíbles para intentar redefinir lo que significa fabricar en India.

Cortesía de la marca

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

¿Cómo te decidiste por el nombre, behno? 

De donde soy, en India, muchas trabajadoras de la industria de la moda se llaman entre ellas por su primer nombre seguido del sufijo “behn”, que significa hermana en gujarati, mi lengua materna. Hay algo muy bonito en las comunidades que se crean y crecen en nuestras fábricas.

¿Cómo describirías tus bolsos y a las mujeres que los llevan?

Nuestros accesorios son parte de un movimiento que llamamos “el nuevo lujo”, gobernado por 4 principios: clásicos modernos, impacto, herencia y calidad. Queremos que el consumidor disfrute de estas piezas temporales con una sensibilidad moderna. Todos nuestros bolsos están hechos de forma ética, dedicamos mucho tiempo a trabajar con las fábricas y artesanos para implementar el “estándar behno”, que tiene en cuenta al trabajador textil y al artesano de forma holística. También creemos que tanto el diseño como el precio deben alinearse con el término sueco de estilo de vida “lagom”, que significa la cantidad necesaria, ni demasiado poco ni demasiado. Por último, nuestros bolsos están diseñados por artesanos para durar años y años.

¿En qué te inspiraste para crear tu última colección? 

Nos inspiramos en la interpretación de Le Corbusier de  Chandigarh, la primera ciudad en India que siguió el movimiento modernista.  Le Corbusier reimaginó una ciudad india tradicional,vibrante y vertiginosa como algo más sistemático, organizado y experimental. Esos mismos principios conforman los elementos principales de esta colección: revisitar, re-evaluar y reinventar formas intemporales para crear un estilo moderno y refinado.

Parece que todas las marcas están intentando subirse al tren de la sostenibilidad. ¿Crees que realmente se está produciendo un cambio hacia una industria ecológica y socialmente más responsable?

Ser sostenible y ético no puede ser una reflexión o una iniciativa que añadas a tu modelo de negocio actual, debería ser algo inherente a ese modelo de negocio, a su cadena de producción y valor. Muchas empresas están poniendo en marcha iniciativas de responsabilidad social corporativa, pero al final del día tiene que hacerse de una forma muy genuina, en conversación con las comunidades con las que trabajan para conseguir ejercer un cambio real. El cambio social no puede pasar cuando un negocio está separado de sus productores por miles de millas y con poco sustento. Dicho esto, creo que cada vez hay más compañías que están llegando al corazón de estos problemas o intentándolo al menos y eso es un comienzo muy bueno que debería expandirse y generalizarse rápidamente.

Puedes hacerte con uno de sus bolsos en la web de la marca behno.com

Advertisement


EDIT POST