Hoy se celebra el Día nacional de la pestaña. Seguro que cuando te maquillas el rímel no falta en tu rutina. Hace la mirada más intensa, misteriosa... ¿pero sabías que los antiguos egipcios ya lo utilizaban?

Por Pilar Sopeséns
Febrero 19, 2021
Each product we feature has been independently selected and reviewed by our editorial team. If you make a purchase using the links included, we may earn commission.
Anuncio

Hoy en día el rímel se ha convertido en un elemento indispensable en nuestro estuche de maquillaje. Nos encanta su efecto de hacer los ojos más grandes y crear una mirada impactante. Este viernes se celebra 19 de febrero se celebra el Día nacional de las pestañas en Estados Unidos y hemos querido investigar más sobre este cosmético. 

Aunque cada día aparecen novedades relativas a la máscara de pestañas como nuevos cepillos o  innovadoras fórmulas con mejores ingredientes, lo cierto es que no es nada moderno. Su uso se originó en Egipto, hace unos 5.000 años, cuando los antiguos egipcios usaban Kohl, una mezcla de agua, carbón, miel, y excremento de cocodrilo para proteger sus párpados y pestañas del sol. 

Además, lo hacían siguiendo una especie de ritual, ya que pensaban que también les protegían de los malos espíritus.  Este tipo de prácticas se extendieron en Grecia y el imperio romano, pero cuando cayó esta civilización también se dejó de lado esta costumbre por muchos años.

La primera máscara de pestañas como tal la inventó Eugene Rimmel en 1830, inspirado en los productos para teñir y peinar el bigote de los hombres, con la intención de que su esposa se convirtiera en la más bella de todas las mujeres. Era una mezcla de carbón en polvo, cera y agua, planchada y envasada en una caja pequeña que venía con un pincel y que había que humedecer antes de usar. El apellido de este perfumista francés se convirtió en sinónimo del producto en muchos países. 

Credit: Cortesía

Una versión más moderna llegó en 1913, cuando el químico T.L. Williams, en Estados Unidos quiso ayudar a su hermana Mabel con un amor no correspondido. Para ella creó una mezcla de vaselina y carbón para aplicar en sus pestañas. La mirada de Mabel cautivó al chico, quien finalmente se casó con ella. Williams y Mabel continuaron con su idea y fundaron la empresa Maybelline en 1915. Su nombre es la combinación de Mabel, en honor a su hermana, y vaseline, uno de los ingredientes principales de su producto. En estos momentos, la máscara de pestañas se presentaba en formato sólido, en una cajita, acompañada de un pincel o cepillo para aplicarlo. 

Credit: Cortesía

Desde esa época, mucho ha cambiado para la compañía que este 2021 celebra el 50 aniversario de su Great Lash Mascara, de la que venden ¡17.000 tubos al día! Para celebra el Día nacional de la pestaña, solo hoy ofrecen un 20% de descuento en su Falshies Lash Lift Mascara en Amazon y hasta el 6 de marzo, puedes conseguir 2x1 en Ulta.

Credit: Cortesía Maybelline

Great lash Mascara, de Maybelline. $4.77. walmart.com

En 1957, Helena Rubinstein revolución el uso del rímel creando una fórmula más cremosa y fluida, que gotebaba de un tubo y que se vendía con una cepillo aparte. 

Y un año más tarde, la compañía estadounidense Revlon lanzó el rímel en la forma que conocemos hoy, un tubo redondo con varita incluida, que facilitó mucho su uso. Su lanzamiento más reciente, So Fierce! Big Bad Lash Mascara, no solo alarga tus pestañas durante horas, sino que su fórmula con pigmentos naturales, las oscurecen con su uso, dándoles un aspecto más definido e intenso aunque no lleves maquillaje.

Credit: Cortesía Revlon

So Fierce! Big Bad Lash, de Revlon. $7.99. target.com

Ademas de su presentación, otro de los aspectos que más ha cambiado de los rímeles es su formulación. En ciertas épocas, en busca de cosméticos más eficientes, se utilizaron ingredientes tóxicos y dañinos, que llegaron incluso a causar ceguera en quienes los usaban. También eran poco seguros. Por ejemplo, para conseguir que fueran resistentes al agua se utilizó trementina, un material altamente inflamable.

La marca Honest Beauty, por ejemplo, ha desarrollado una fórmula "limpia" sin parabenos, parafinas, aceites minerales, siliconas ni fragancias sintéticas, convirtiéndola en una buena opción para ojos sensibles. Además, en un extremo cuenta con una prebase.

Credit: Cortesía Honest Beauty

Mascara, de Honest. $16.99. honest.com

Otros datos curiosos sobre las pestañas y el rímel

  • Los pelitos de las pestañas crecen mucho más rápido que el cabello y tardan unos 3 meses en regenerarse. Todos los días se nos caen unas 5 pestañas pero no lo notamos porque la siguiente ya está lista para sustituirla. 
  • Las pestañas están formadas por un 93% de proteínas y tenemos muchas más en el párpado superior, unas 150, que en el inferior, donde tenemos unas 80.93% de proteínas como la queratina y un 3% de agua
  • La media d longitud de las pestañas es de 1 centímetros pero el récord lo ostenta un hombre, con pestañas de ¡6,9 centímetros!
  • Seguramente te has dado cuenta de que a la hora de aplicarte rímel abres la boca para hacerlo. ¿Por qué? Porque cuando tenemos la boca abierta es más fácil dejar de parpadear. 
  • Una mujer utiliza de media unos 160 tubos de rímel en su vida. 
  • Una máscara de pestañas tiene una vida útil de entre 3 y 6 meses de vida. No debes compartirla con nadie y evita meter y sacar muchas veces la varita del tubo, eso solo consigue que entre aire y se seque más rápido. Antes de aplicártela, gira la varita dentro del tubo para que más producto se quede adherido al cepillo. Para conseguir un efecto más wow, usa un rizador antes de ponerte rímel.