La fortaleza de tus uñas depende de la salud de tus manos y, hoy en día, con tantos productos con alcohol, puede que no las estés cuidando como se lo merecen.

Por Pilar Sopeséns
Diciembre 02, 2020
Anuncio

Bajan las temperaturas y abusamos continuamente de desinfectantes de manos y jabones antibacterianos. Estos hábitos de higiene pueden afectar la salud de tus manos y por lo tanto la de tus uñas. Si tienes que visitar el salón más a menudo o notas que tu esmalte preferido se cuartea con facilidad, puede que tus manos y uñas estén sufriendo.

Toma nota de esta rutina de belleza para tus uñas y actúa antes de que lleguemos al invierno, cuando estas molestias pueden agravarse. En seguida notarás como no solo mejora el aspecto y la elasticidad de tu piel, sino que tus manicuras se alargan. Unas manos hidratadas y sanas son la base de unas uñas fuertes y resistentes. Recuerda que igual que haces con tu rostro, puedes aplicar varias capas de diferentes productos para conseguir resultados más rápidamente.

Credit: Vladimir Floyd

En primer lugar, utiliza aceite para cutículas masajeándolo con suavidad. Las cutículas de las uñas deben ser tratadas como piel y por lo tanto necesitan cuidados y mimos. Además, el aceite mantiene la flexibilidad de la uña y penetra en profundidad nutriendo desde adentro. Puedes usarlo cuantas veces quieras a lo largo del día.

Protege, suaviza y repara tus cutículas con este elixir que contiene aceite de coco, de jojoba y vitamina E.

Credit: Cortesía

Aceite Cuticle Oil, de Deborah Lippmann. $20. deborahlippmann.com

Después del aceite, emplea una crema para uñas. Esto hace de barrera impidiendo que los agentes dañinos: el alcohol de los productos, el frío, la humedad… puedan afectarlas.

Esta crema hidrata las cutículas y uñas deshidratadas, agrietadas o descompasadas. Su fórmula no grasa se absorbe rápidamente.

Credit: Cortesía

Crema Restorative Nail Cream, de Londontown. $25. londontownusa.com

Si tu piel está especialmente seca, después de lavarte las manos puedes usar una bruma hidratante. Recuerda que al fin y al cabo tus manos son piel, y no hay problema en utilizar productos que en principio van dirigidos al cuidado de tu rostro.

Por ejemplo, este espray contiene camelia, loto y peonía, activos botánicos que calman la piel, combinados con aceite de oliva y jojoba, que mantienen la hidratación de tu piel y otros ingredientes como el extracto de ginseng, que ayudan a su regeneración.

Credit: Cortesía

Bruma 2-in-1 Moisture Lock Mist, de SeSpring. $14.99. sespringskin.com

En tu rutina para el cuidado de las manos, que puedes incluir cuando cuidas tu rostro, no puede faltar una crema de manos. Intenta optar por una sin fragancia, ya que el alcohol es uno de los ingredientes que más resecan la piel.

Sin duda, una favorita de todos los tiempos es esta crema rica en glicerina, que tiene resultados inmediatos incluso en las manos más secas.

Credit: Cortesía

Norwegian Formula Hand Cream, de Neutrogena. $5.19. neutrogena.com

La noche es un momento ideal para cuidar tus manos, pues durante el sueño nuestra piel se regenera. Puedes volver a utilizar la bruma y aplicar encima una crema de textura más rica, de esas que sientes que llevas una capa de hidratación duradera encima.

Esta, sin fragancia, contiene niacinamida que hidrata, aceite de maula que nutre y péptidos que protegen tu piel, además de un coctel de vitaminas y ácidos grasos que fortalecen la barrera de protección natural de la dermis.

Credit: Cortesía

Crema The Hand Cream, de Nécessaire. $20. sephora.com

Para casos extremos o en climas muy fríos es conveniente utilizar una mascarilla nocturna par añadir una capa de hidratación extra.

Por ejemplo, esta con brezo escocés y piel de león tiene una textura gelatinosa que deja la piel humectada, radiante y rejuvenecida.

Credit: Cortesía

Mascarilla nocturna Aqua Bomb Sleeping Mask, de Belif. $34. belifusa.com

Tanto si utilizas una mascarilla como si solo usas la crema hidratante, no olvides emplear un par de guantes de algodón que ayudan a que los productos penetren en tu piel ¡y a que no manches la cama!

Los guantes de algodón trabajan con la temperatura del cuerpo para absorber y retener los ingredientes emolientes que las mantienen suaves e hidratadas.

Credit: Cortesía

Guantes Moisturizing Hand Gloves with Garden Prints, de Earth Therapeutics. $7.99. earththerapeutics.com

No olvides que todo lo que sea prevenir y proteger contribuye a evitar problemas mayores, sobre todo cuando hablamos de cuidar nuestra piel. No esperes a que bajen las temperaturas ¡y pon en marcha ya estos consejos!