Hoy se estrena Cruella, la nueva película de Disney que narra la historia de Estella, una joven que acaba convertida en una fabulosa villana, al menos en lo que a su guardarropa se refiere.

Por Pilar Sopeséns
Mayo 28, 2021
Anuncio
Cruella de Vil la más fashionista
Credit: Cortesía Walt Disney Studios

Hoy se estrena, en cines y en la plataforma Disney+, la última creación del estudio del ratón protagonizada por Emma Stone y Emma Thompson. Cruella narra la historia de Estella, una aspirante a diseñadora de moda que llega al Londres de los años 70 y acaba convirtiéndose en la villana Cruella de Vil con su característico look de cabello bicolor y amor por las pieles animales.

El personaje, creado por Dodie Smith, autora del libro The 101 Dalmatians, en 1956, fue convertido en la delgadísima y excéntrica mujer que recordamos de la cinta de dibujos por Marc Fraser Davis, animador de Disney y creador de otros personajes como Tinkerbell o Maleficent, en 1961. La actriz Glenn Close fue la encargada de darle vida en la primera película real que se hizo de los queridos canes en 1996.

Pero en esta ocasión, la historia sucede muchos años antes y lo único que tiene en común con sus predecesoras es el característico color de pelo de De Vil. Jenny Beavan, ganadora de dos premios Oscar por A Room With a View y Mad Fax: Fury Road, ha sido la encargada de crear el vestuario para Cruella y para la baronesa Von Hellman, a quien da vida Thompson, con un estilo que bebe del punk y de los diseñadores británicos de los años 70.

Beavan ha creado más de 277 looks para la película, 33 de la baronesa y 47 de Cruella. Al comienzo del filme, el personaje de Stone luce una melena pelirroja, gafas y prendas discretas de color oscuro. Un estilo que evoluciona en la película hasta convertirse en llamativos y sofisticados atuendos, voluminosos con bordados y aplicaciones, protagonizados por el rojo, el blanco y el negro.

Cruella de Vil la más fashionista
Credit: Cortesía Walt Disney Studios

La diseñadora de vestuario, quien comenzó a trabajar en el mundo de la moda en Londres en la década de los 70, mismo escenario en el que tiene lugar la historia, se nutre de sus referencias reales como los diseños de Vivienne Westwood, o la marca de los 80 BodyMap.

"Empleé todo tipo de materiales, no descarté nada, quería cualquier cosa que me pareciera adecuada para elaborar una prenda", compartió Beavan en una entrevista. En sus bocetos se pueden ver todo lujo de detalles en la estética que deseaba para los personajes, desde el uso de hombreras hasta la extravagante joyería. El calzado corre a cargo de firmas como Roger Vivier, Christian Louboutin y Gianvito Rossi, mientras que Alexis Bittar, marca favorita de accesorios de Solange o Lady Gaga, es el encargado de aretes y brazaletes que luce la protagonista. 

Cruella de Vil la más fashionista
Credit: Cortesía Walt Disney Studios

De todos los vestidos que lleva su personaje, Stone ha afirmado que su favorito es un inmenso traje de kilométrica cola que luce en una escena con un camión de basura. "Se tuvo que ensamblar sólo para el plano final de la escena, porque obviamente es imposible moverse con algo así puesto", comentó la actriz a Harper's Bazaar. "Cuarenta personas trabajaron en él. Me encanta, porque es un vestido que jamás podrías ponerte en la vida real. También la falda con la que tapo un coche entero". Amante de la moda cómoda en la vida real, la reciente mamá reconoció que defender el vestuario fue todo un reto para ella, también los tacones pues "en la vida real no calzo nada más alto que unas chanclas". 

Cruella de Vil la más fashionista
Credit: Cortesía Walt Disney Studios

El vestuario es real en todas las escenas, nada está creado por ordenador, un auténtica aventura tanto para el equipo de vestuario, quienes tuvieron que tirar con cuerdas desde el interior de la falda en dicha escena, como para las propias actrices. Por su parte, la veterana Emma Thompson quien da vida a la villana de esta película, luce un estilo muy refinado, inspirado en Dior, con diseños dignos de alfombra roja. 

Cruella de Vil la más fashionista
Credit: Cortesía Walt Disney Studios

El director de la producción Craig Gillespie, afirma haberse inspirado en el punk y Alexander McQueen para dirigir la película, por lo que podremos ver una estética muy oscura y realista de dicha época.

Y no solo los atuendos de la protagonista se llevan todas las miradas, también su maquillaje. Con una estética inspirada en el personaje clásico: delineado de ojos negro y labios de rojo intenso, seguro que veremos la influencia de la película en futuras colecciones de moda y en tendencias de belleza.

De momento, la firma MAC Cosmetics, ya ha lanzado una colección inspirada en la villana que está disponible para precompra e incluye rubor, brocha para el rostro, brocha para ojos, tres barras de labios y tres labiales líquidos, todos en acabado mate, delineador de ojos en blanco y negro, una paleta de sombras con 8 tonos y pestañas postizas. Todo en un bellísimo empaquetado blanco y negro con detalles en rojo brillante. 

Cruella de Vil la más fashionista
Credit: Cortesía MAC Cosmetics

Desde hace algunos años, Disney quiere acercar al público las historias de siempre pero con actores de carne y hueso. Como con la mítica Maleficent en 2014, interpretada por Angelina Jolie. Historias que tratan de explicar cuáles son las motivaciones de los villanos y por qué se comportan cómo lo hacen. Que sigan con el buen trabajo porque nos tienen fascinadas.