January 18, 2018 03:04 PM

Desde que dio a luz a su segundo hijo, Saint, en diciembre de 2015, Kim Kardashian prometió al mundo y a sí misma que volvería a su peso ideal y, ahora que lo ha conseguido y está más en forma que nunca, no ha dudado en compartir con todos el secreto de su éxito: Melissa Alcántara.

No es el nombre de una cirujana plástica ni de la última marca de cremas reafirmantes si no de una entrenadora personal y culturista que Kim encontró ni más ni menos que a través de su red social favorita y que ahora ha saltado a la fama gracias a su aparición en en el programa Keeping Up With The Kardashians.

“Estaba mirando en Instagram y apareció en mi página esta culturista que había ganado 70 libras durante su embarazo. Su hijo tiene como 6 años ahora y ella está muy musculosa y definida”, reveló Kim en el show.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

“[Kim] no quería estar delgada, quería estar firme y fuerte […]. Me dijo: “Me encanta mi cuerpo y me encantan mis caderas””, cuenta Alcantara a PEOPLE. “Solo quería más músculo […] ¡y quiere esos abdominales y brazos firmes!”.

Según relata la revista, sus entrenamientos empiezan  a las 6 de la mañana, seis días a la semana. Una de las partes del cuerpo que más preocupa a la estrella de Keeping Up With The Kardashians son las piernas y por eso su preparadora física dedica 3 días a la semana solo a esa zona.

La entrenadora además trabaja con el equipo de cocineros de los Kardashian-West para asegurarse de que su clienta toma una dieta equilibrada de verduras, grasas y proteínas en la que están totalmente prohibidas las comidas procesadas.

Uno de sus platos favoritos para empezar el día son unos pancakes de arándanos y avena, pollo y verduras para comer y pescado y más verduras para cenar. “Quiero que coma comida de verdad. Si viene en una caja lo más seguro es que no sea buena para ti”, asegura Alcántara.

 

Tal Vez Te Guste

EDIT POST