By Irene San Segundo
January 18, 2018 03:04 PM

Desde que dio a luz a su segundo hijo, Saint, en diciembre de 2015, Kim Kardashian prometió al mundo y a sí misma que volvería a su peso ideal y, ahora que lo ha conseguido y está más en forma que nunca, no ha dudado en compartir con todos el secreto de su éxito: Melissa Alcántara.

No es el nombre de una cirujana plástica ni de la última marca de cremas reafirmantes si no de una entrenadora personal y culturista que Kim encontró ni más ni menos que a través de su red social favorita y que ahora ha saltado a la fama gracias a su aparición en en el programa Keeping Up With The Kardashians.

“Estaba mirando en Instagram y apareció en mi página esta culturista que había ganado 70 libras durante su embarazo. Su hijo tiene como 6 años ahora y ella está muy musculosa y definida”, reveló Kim en el show.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

“[Kim] no quería estar delgada, quería estar firme y fuerte […]. Me dijo: “Me encanta mi cuerpo y me encantan mis caderas””, cuenta Alcantara a PEOPLE. “Solo quería más músculo […] ¡y quiere esos abdominales y brazos firmes!”.

Según relata la revista, sus entrenamientos empiezan  a las 6 de la mañana, seis días a la semana. Una de las partes del cuerpo que más preocupa a la estrella de Keeping Up With The Kardashians son las piernas y por eso su preparadora física dedica 3 días a la semana solo a esa zona.

La entrenadora además trabaja con el equipo de cocineros de los Kardashian-West para asegurarse de que su clienta toma una dieta equilibrada de verduras, grasas y proteínas en la que están totalmente prohibidas las comidas procesadas.

Uno de sus platos favoritos para empezar el día son unos pancakes de arándanos y avena, pollo y verduras para comer y pescado y más verduras para cenar. “Quiero que coma comida de verdad. Si viene en una caja lo más seguro es que no sea buena para ti”, asegura Alcántara.

 

Advertisement


EDIT POST