Empieza a seguir estos consejos ya si quieres ahorrar energía, salvar los océanos de la invasión del plástico y darle a tu ropa el cuidado que necesita para durarte toda la vida.

By Irene San Segundo
May 28, 2019 03:38 PM

Si te preocupa el cambio climático, buscas marcas de ropa y belleza hecha con conciencia, y eres fan de la ropa de segunda mano te interesará saber que no hay nada más ecológico que cuidar y arreglar las prendas que ya tienes.  Así que toma buena nota de estos consejos de la marca de electrodomésticos AEG  y de la ONG Fashion Revolution, que se encarga de promover y educar sobre moda sostenible y los derechos de las trabajadoras del sector textil en todo el mundo. ¡Apunta!

La temperatura importa. Las fibras naturales como el algodón o la lana tienden a encoger, por eso es muy importante que las laves a una temperatura máxima de 30 grados o menos. Además de cuidar la ropa ahorras energía. Según AEG, lavando con menos grados puedes ahorrar hasta un 60 por ciento de energía en cada lavado.

Evita los microplásticos. La mayoría de la ropa que se hace hoy en día está fabricada con tejidos sintéticos derivados del petróleo, como el poliester. Cada vez que lavas una prenda de este tipo de material en la lavadora se desprenden micropartículas que se mezclan con el agua y acaban en los océanos. De hecho, según esta organización, el sector textil es el responsable de hasta un 34.8 por ciento de la contaminación de microplásticos.  Para reducirlo, lava esas prendas en agua fría y al revés y déjalas secar al aire. Pero si quieres evitarlo, busca prendas de materiales naturales como lana, algodón o lino siempre que puedas. También se está normalizando el uso de unas bolsitas en las que puedes meter la ropa dentro de la lavadora que evitan que se desprendan estos microplásticos, una de las más populares es Guppy Friend.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

 

Los tejanos. Los jeans son probablemente la prenda que más utilizamos y muchos no saben que no hace falta lavarlos cada vez que nos los ponemos, pero cuando lo hagas asegúrate de que la temperatura del agua no sobrepasa los 30 grados (para mantener la forma y el color), que cierras los botones y cremalleras y que los metes del revés en la lavadora. Otra manera de mantenerlos frescos, nunca mejor dicho, sin necesidad de lavarlos es dejarlos unas horas en el refrigerador. Como lo lees.

Huye de la secadora. Según ha publicado AEG, poner una secadora llena de ropa cada dos días genera alrededor de 970 libras al año de emisiones de carbono que van a la atmósfera, que es equivalente a lo que consume un avión recorriendo 880 millas. Por no mencionar el daño que puede causar la secadora a tus prendas más delicadas o las que incluyen materiales elásticos.

Advertisement


EDIT POST