Solo necesitas tres ingredientes

Por Yolaine Díaz
Marzo 13, 2020
Anuncio

El coronavirus se ha convertido en un grave problema tanto para el presidente de Estados Unidos, sino también para millones de personas que en este momento están viviendo con el miedo de contagiarse con este virus que ha demostrado ser uno de los peores de la historia. Por eso tenemos que hacer todo lo necesario para mantenernos saludables y protegidos ante esta situación. Uno de los consejos más propagados en este momento es el de lavarte las manos constantemente ya sea con agua, con la que hay que hacerlo con por unos 20 segundos- o con un gel anti-bacterial de ese que muchos llevamos en el bolso.

Ahora bien, con el caos que se ha formado encontrar en gel desinfectante o cualquier otro producto de limpieza, se ha convertido en una misión imposible. Por eso muchos ha recurrido a prepara su propio jabón y la verdad es una excelente opción. Mira a continuación lo fácil que es hacerlo.

Solo necesitas alcohol isopropílico, algo que puedes encontrar en cualquier farmacia y es la manera más eficiente para mantener las manos completamente desinfectadas. También necesitas aloe vera, que sirve para proteger las manos ya que el alcohol las puede maltratar y además es un buen conservante, y aceite esencial de árbol de té, uno de los únicos aceites antibacterianos, antimicrobianos y antivirales que se puede poner directamente en la piel. Si quieres le puedes agregar dos o tres gotas de algún otro aceite aromático para que huela a tu gusto. El aceite esencial de lavanda además de que huele rico, también tiene propiedades antibacterianas.

Coloca el alcohol en una taza y agrégale un cuarto de taza de aloe vera, al igual que 10 gotas de aceite de lavanda y otras 10 de aceite de árbol de té. Si usas algún otro aceite, se recomienda solo poner de 2 a 3 gotas. Mezclas todo hasta que se unan los ingredientes y quede una masa gelatinosa. Si prefieres que quede más líquido puedes agregar unas cuantas gotas más de aceite esencial. Luego lo colocas en un envase de plástico o de cristal y lo pones al alcance de todos. No olvides también llenar un envase pequeño que puedas llevar en la cartera.

Si eres de las que no ha podido comprar un gel desinfectante, corre a la farmacia a comprar estos ingredientes para que puedas hacer uno casero para toda tu familia. Recuerda que mantener las manos bien limpias es una de las mejores maneras de evitar el contagio.