En qué prendas merece la pena invertir, cómo cuidar mejor tu ropa y cómo deshacerte de la que ya no quieres.

Por Irene San Segundo
Agosto 27, 2020
Anuncio

¿Sabías que según un estudio de una empresa de mudanzas no utilizamos ni el 70 por ciento de la ropa en nuestro armario? Si te preguntas qué hacer con la ropa que ya no usas o en qué vale la pena invertir, apunta los tips de la periodista y autora de The Conscious Closet (Plume), Elizabeth Cline @elizabethlcline, para hacerte con un guardarropa equilibrado, sostenible y a la última.

¿Cuál es el primer paso hacia un armario más inteligente y sostenible?

Informarse. Haz un inventario del impacto de tu clóset para saber de qué tejidos y en qué países están hechas tus prendas, si las marcas son responsables en cuestión de sostenibilidad, diversidad y derechos humanos. Este ejercicio te abrirá los ojos.

En tu libro hablas de descubrir cuál es tu tipo de “personalidad fashion”. ¿Qué significa?

Sí. Es útil entender si eres minimalista o si las tendencias son lo más importante para ti, para saber si es mejor crear tu armario alrededor de unas pocas piezas muy sencillas o si quieres ir a la última sin destrozar el planeta.

¿Qué tipo de prendas buscar?

Los básicos como camisetas y tejanos son la base de un clóset. Invierte en buenos básicos que estén hechos para durar, con ma- teriales de calidad como algodón orgánico o tejidos reciclados. La aplicación móvil Good on You e Instagram son buenos sitios para encontrar marcas éticas.

¿Y si no tienes mucho presupuesto?

También puedes com-prar de segunda mano o vintage. Es una buena oportunidad para explorar tu estilo personal. ¡Más del 85 por ciento de mi armario es de segunda mano!

¿Qué hacer con la ropa que ya no te gusta o que está demasiado vieja?

La regla de oro es no tirar la ropa a la basura. Se puede reciclar como aislamiento en la construcción, relleno de alfombras, trapos o hilos para ropa nueva. Busca en tu ciudad organizacio-nes que se encarguen de recogerla y reciclarla. Si está en buenas condiciones, intenta revenderla o hacer un intercambio con amigas.