Qué son, para qué sirven y cuál es la mejor manera de aplicarlas para lucir tu mejor piel a cualquier edad

Por Irene San Segundo
Agosto 14, 2020
Anuncio

Si te preocupan las arrugas, manchas y signos de envejecimiento, y estás a la última en cuestión de ingredientes y activos que te ayudan a combatirlos, probablemente hayas oído hablar de las ceramidas. Aunque son un ingrediente popular en cremas y sueros, ¿sabes realmente qué son y para qué sirven? La Dra. Bertha Baum, dermátologa experta en medicina láser y cirugía estética que tiene su consulta en la clínica Hollywood Dermatology del sur de la Florida, resuelve tus dudas.

¿Qué son las ceramidas y dónde podemos encontrarlas?

Las ceramidas son lípidos (un tipo de grasa) y son el componente principal de la capa superior de la epidermis, el estrato córneo de la piel humana. Crean una barrera impermeable al agua que protege la piel y no permite la pérdida de humedad. La piel pierde ceramidas con la edad, la piel se seca más a medida que envejecemos. En ciertas condiciones, la barrera [protectora de la piel, es decir las] ceramidas, se ve comprometida y puede causar problemas en la piel como eczema y psoriasis, entre otros. Las ceramidas actúan como un pegamento y ayudan a mantener la piel unida. Me gusta pensar en ellas como ladrillos y cemento: los ladrillos son las células de la piel y las ceramidas son el cemento que las mantiene unidas. Las ceramidas son un componente vital de la piel.

¿Qué recomiendas para protegerlas?

Comer verduras de hoja verde, proteínas bajas en grasa y el aguacate son excelentes para mantener las ceramidas. [También] El uso de una crema con ceramidas fortalece la epidermis y restaura la capacidad de la piel para retener la humedad, lo que ayuda a aliviar la sequedad y la picazón.

¿Esas cremas están indicada para todo tipo de piel?

Los productos para el cuidado de la piel con ceramidas ayudan a aliviar la resequedad creando una barrera protectora y mejoran y previenen condiciones como el eczema y la psoriasis. Están diseñadas para imitar los sistemas hidratantes incorporados de la piel y reparar la barrera natural para retener más humedad en la piel. Los pacientes que sufren de acné y tienen pieles secas se les recomienda el uso de hidratantes antes de la aplicación de tretinoina y otros productos para que no causen irritación creando una barrera protectora y así solo tratando el acné sin sensibilizar la piel.

¿Cuál es la mejor manera de incluirlas en nuestra rutina de cuidado de la piel?

En general recomiendo el uso de cremas con ceramidas, ya que las cremas a menudo se formulan con otros lípidos específicamente para retener la humedad. Le recomiendo a mis pacientes para prevenir la falta de ceramidas, usar limpiadores suaves que no tengan alcohol ni fragancias, mantenerse fuera del sol, tener baños cortos y no muy calientes y aplicar la crema hidratante cuando la piel todavía está mojada. Utilizar humidificadores en climas muy fríos