¿Por qué una mujer con libritas de más no puede ponerse un traje brillante? La respuesta a esa y otras preguntas sobre la moda y la belleza las tiene "La venenosa".

Por Pilar Sopeséns
Noviembre 24, 2020
Anuncio

Explosiva, camaleónica y sin complejos son algunos de los adjetivos que definen a la conductora venezolana Carolina Sandoval. Solo hay que mirar sus redes sociales para darse cuenta de que a la protagonista de nuestra portada digital de esta semana le encanta mostrar su cuerpo en bikini, cambiar su look cada día gracias a sus pelucas, compartir con sus seguidores cómo usa una faja y sus tratamientos anticelulíticos.

Siempre con una amplia sonrisa —y en muchas ocasiones acompañada de su mamá— la ahora empresaria de belleza con su propia línea de pestañas postizas sabe que con la fama se puede llegar a una audiencia, algo que ella aprovecha para impulsar la autoestima de las mujeres, según compartió en el show de People en Español, People VIP.

“Lo que trato es que la gente no se sienta mal porque tuvo tres hijos. ¿Cómo te vas a sentir avergonzada por ganar unas libras cuando tienes tres niños que te llaman mamá? [Lanzo] mi mensaje con cada outfit que he utilizado”, dice Sandoval.

Credit: Cortesía de Carolina Sandoval

Vestida a juego con su mamá, Amalia Guzmán, en trajes azul turquesa, la venezolana asegura que durante la cuarentena se rodearon de alegres colores para hacer frente al bajón de tener que permanecer encerrados en casa. “Compramos sábanas, tazas, ropa… para ponerle color a tanta tristeza”, comenta.

Sobre el atrevido estilo de su hija Guzmán asegura que la admira porque viste como quiere y no le afecta lo que le diga la gente. “Llevando la moda que le acomoda, todo lo que ella se pone, ayer, hoy y mañana, ella se ha sentido bien. Como madre no voy a pretender que se vista como yo”, explica Guzmán, quien tiene un papel muy activo en las redes de su hija.

Credit: Cortesía de Carolina Sandoval

En sí, hace 10 años la conductora sufrió un cáncer de tiroides que le dificultó mantener su peso pero no la afectó a la hora de elegir los trajes que usaba en distintos eventos. “Las alfombras rojas es el mayor problema para las figuras públicas porque todo el mundo va a criticarte” comparte Sandoval. “A mí eso me importa tres pepinos y dos arepas de mantequilla. ¿Por qué si tengo libras de más no puedo usar un traje brillante? Ese es el problema, que la gente crítica la moda sin pensar en el contexto”.

Carolina Sandoval
| Credit: Jesse Grant/Telemundo/NBCU Photo Bank via Getty Images

Y aunque su secreto para verse bien en los eventos dejó de ser un secreto hace mucho, además de usar una de sus fajas ella tiene otros rituales que sigue los días que tiene que desfilar sobre una alfombra roja. “Antes de cada alfombra comía todo lo que podía porque no me iba a quedar el remordimiento de que me llamaran gorda y además haber pasado hambre”, cuenta entre risas. “Mi mejor secreto es la faja. Creo que todo lo que me como lo meto en la faja”.

Fuera de bromas, ella sabe cuál es el verdadero talismán de sus apariciones públicas. “Lo más importante es la seguridad. Que cuando te pares ante ese montón de cámaras tu te sientas bella", dice. "Lo demás es interpretación”.

Credit: Cortesía de Carolina Sandoval

Con ídolos de estilo tan diferentes como Reese Witherspoon, a quien admira por su autenticidad, y Ellen DeGeneres —gracias a quien su mamá se decidió a usar tenis y ahora atesora una amplia colección— la conductora se estrenó recientemente como empresaria en la línea de belleza con sus propias pestañas postizas, un accesorio que siempre ha sido importante para ella. “Quién diría que ese accesorio que tanto amo se iba a convertir en realidad. Nunca paren de soñar”, añade.

Elaboradas con cabello humano, su equipo de trabajo viajó por Tailandia e Indonesia prepandemia para explorar el mercado y desarrollar el mejor producto sin utilizar nada de origen animal.

Además su amplia variedad, lo mejor son los nombres de los estilos que reflejan diferentes caras del carácter de la venezolana. “Estas se llaman ‘No me llores’. Hay mujeres que lloran porque están gordas o dejaron una relación o un trabajo. Mis pestañas impiden que llores por algo que sea irrelevante”, explica. “Estas son ‘Para la misa y el mercado’. Para rezar con unas pestañas divinas o elegir los tomates. ‘Simplemente Amalia’, en homenaje a mi mamá, que no es como yo que me puedo poner siete pares. Son ligeras, estas son más discretas, más claras. Las ‘TV Show’, tan en tendencia que no son solo para personas en televisión, teatro. ¿Por qué no puedes estar en tu casa superproducida?”, concluye la presentadora.

Credit: Cortesia carolina Sandoval

Su línea de pestañas es un sueño hecho realidad gracias a la ayuda de un gran equipo y también de su esposo, Nick Hernández, con quien afirma trabaja de maravilla. “Yo lo sueño y él lo hace realidad”, asegura esta.

Lejos de ser un asunto superficial, el tema del cabello con su pelucas y sus pestañas tiene para Sandoval un significado más profundo. “Cuando padecí cáncer de tiroides, en ese proceso conozco a gente que ha perdido sus pestañas, su cabello. La gente pensará que son algo frívolo pero forman parte de un proceso interior de sanación”, explica. “O [conozco a] personas que han salido del abuso emocional y cuando cambian de look se sienten diferentes”.

Y agrega: “No está mal pintarse, arreglarse. Está mal pensar que eres bonita solo con todas esas cosas. Eres bonita con pestañas, sin pestañas, con peluca, gorda o delgada”.