La pequeña llegó a la alfombra con un look casi idéntico al de su mamá. ¡Qué bella!
Anuncio

Desde que nació, hace aproximadamente un año y medio, Blu Jerusalema se convirtió en el centro de atención de sus papás y también en la niña consentida de los millones de seguidores de Gianlucca Vacchi y Sharon Fonseca. Y es que, a su corta edad, la pequeña ya se está acostumbrando a estar en el ojo público. Y es tanto su mamá como su papá se han encargado de compartir todo en las redes, convirtiendo a la pequeña en favorita de todos los que los siguen.

Blu también se ha convertido en toda una fashionista, llevando ropa muy hermosa y hasta piezas de diseñador, al igual que sus famosos papás. Es por eso por lo que su primera pasarela no podía ser la excepción. Resulta que la niña acaparó todas las miradas durante su paso por la alfombra de la premier del documental Gianluca Vachi Mucho Más, a transmitirse en la plataforma Prime Video.

Para la ocasión Fonseca eligió un hermoso vestido blanco de tul con incrustaciones de perlas, de Dior, y lo complementó con un minibolso de la misma marca zapatos de punta del mismo color y una cola de caballo. La pequeña también llevó un bello vestido blanco, muy parecido al de su mamá, zapatos del mismo tono y una delicada diadema. Vacchi también llegó luciendo muy elegante con un esmoquin negro, que combinó con camisa blanca, corbatín y zapatos de terciopelo.

Sharon Fonseca, Blu Jerusalema Vacchi y Gianluca Vacchi - "MUCHO MAS" Photocall
Sharon Fonseca, Blu Jerusalema Vacchi y Gianluca Vacchi
| Credit: Rosdiana Ciaravolo/Getty Images
Sharon Fonseca, Blu Jerusalema Vacchi y Gianluca Vacchi - "MUCHO MAS" Photocall
Sharon Fonseca, Blu Jerusalema Vacchi y Gianluca Vacchi
| Credit: Rosdiana Ciaravolo/Getty Images

La niña, que ya camina, se lució en la alfombra azul y posó como toda una profesional para los fotógrafos que ahí se encontraban. De hecho, Blue hasta caminó de la mano de sus padres, le sonrío a los fotógrafos y hasta los saludó. Sin duda alguna, la pequeña sabe muy bien como trabajar con las cámaras. ¡Qué hermosa!