November 27, 2018 05:41 AM

Cuando estrenó su línea de ropa deportiva Ivy Park en Topshop, Beyoncé batió todos los récords, pero ahora la cantante ha decidido comprar el 100 por ciento de las acciones de su marca y retirarla de los estantes de la cadena británica a raíz de las acusaciones de racismo y acoso sexual que ha recibido el presidente de Topshop, Sir Phillip Green.

Esta no es la primera vez que su marca es objeto de polémica, ya que varios medios de comunicación han publicado noticias sobre las dudosas condiciones en las que trabajan las costureras y costureros que hacen las prendas en países como Sri Lanka. Aunque en otras ocasiones la cantante ha negado estas acusaciones, esta vez ha decidido a actuar de manera contundente recuperando completamente el control de su marca.

En un comunicado publicado en el diario financiero Financial Times, se confirma que la compañía de Beyoncé, Parkwood, ha comprado el 50 por ciento restante de las acciones que pertenecían a Topshop desde que se lanzó la marca en 2016.

Aunque es muy posible que las negociaciones sobre este acuerdo empezaran antes de que salieran a la luz las acusaciones contra Green el pasado octubre, no cabe duda que han tenido un efecto en la decisión ya que la firma de la cantante ha hecho del empoderamiento de las mujeres y la inclusividad su bandera e imagen de marca.

En sus últimas campañas, la firma de Beyoncé ha apostado por ceder el protagonismo a mujeres fuertes y muy involucradas en el movimiento “Me Too”, como la actriz transgénero Laverne Cox.

Tal Vez Te Guste

EDIT POST