Patricia Fonseca convirtió su afición en profesión cuando se encontraba a la espera de su primera hija. Ahora intenta transmitir "pura vida" con Tap Tap Organics.

Por Pilar Sopeséns
Junio 21, 2021
Anuncio

La costarricense Patricia Fonseca, apasionada de crear sus propios productos para el cuidado de la piel, decidió profesionalizar su sueño cuando embarazada de su primera hija descubrió la manera que tiene nuestro cuerpo de absorber los químicos que se encuentran en los cosméticos. 

Con el reto de no solo conseguir que sus elaboraciones fueran efectivas, sino que además se presentaran en envases respetuosos con el medioambiente, Tap Tap Organics fue tomando forma y hoy en día intenta transmitir el lema de su tierra natal "pura vida" a través de sus productos, incluyendo ingredientes orgánicos de su país, como aceite de coco virgen.

Con el afán de combatir la presencia de plásticos en los océanos del planeta, su marca incluso promueve un programa gratuito para retornas los envases y que puedan ser reutilizados.

Patricia Fonseca Tap Tap organics productos belleza
Credit: Cortesía Tap Tap Organics

¿Cuándo y por qué decidiste crear Tap Tap Organics?
Oficialmente a finales del 2018. Ya llevaba muchos años de crear mis propios productos y era una pasión que no podía dejar a un lado. 
Todo comenzó cuando estaba embarazada de nuestra primera hija. Creía tener un embarazo y una bebe saludable, y descubrí que nuestra piel, el órgano más grande de nuestro cuerpo, absorbe muy rápido los químicos que se encuentran en nuestros productos de belleza. Además, estaba muy preocupada con la crisis mundial de plástico que está ocurriendo en nuestros océanos. Al ver que había muy pocas opciones de productos naturales de belleza que además no fueron empacados en plástico, decidí crear los míos propios.

¿De dónde viene el nombre de Tap Tap? 
Quería un nombre que reflejara mis raíces pero que además fuera divertido. En San Francisco, donde vivo ahora, hay un bandada de pericos tropicales que anda volando por toda la ciudad. Son bellísimos y cada vez que los escucho y veo, me recuerdan a Costa Rica. Mi hija cuando era pequeña decía tap tap, tap tap cada vez que veía los pájaros. Y de ahí viene el nombre de Tap Tap Organics.

¿Cómo dirías que ser latina ha influido en la creación de Tap Tap?
Mi experiencia como tica (costarricense) es la esencia de Tap Tap Organics. Mi meta es que las personas que usan mis productos se transporten mentalmente, a través de los sentidos, al paraíso tropical que es Costa Rica. El mar azul, el bosque verde, las frutas tropicales, el olor a coco… los trato de capturar en cada botella de mis productos. Además, utilizo nuestro famoso mantra "pura vida" en la filosofía de la marca. Para mí, "pura vida" es un estilo de vida que celebra vivir en el momento, respetar nuestro planeta y vivir en armonía.

Patricia Fonseca Tap Tap organics productos belleza
Credit: Cortesía Tap Tap Organics

¿Cómo decides los productos que vas a lanzar? 
¡En realidad pienso en los productos que yo necesito! Por eso empecé con la crema Head To Toe, una crema versátil que podría usar en todo el cuerpo, en la cara y hasta en el pelo. Luego, sabía que necesitaba crear un desodorante natural porque en el mercado no había opciones que no solo funcionaran, sino que tampoco utilizaran plástico como empaque principal. El aceite facial es uno de mis productos más lujosos, porque también necesitaba un aceite y serum facial de alta calidad.

Háblanos un poco del proceso para definir y encontrar los ingredientes apropiados para cada producto. 
Uno de mis criterios principales al escoger los ingredientes es que sean producidos en Costa Rica o Latino América. El ingrediente principal en el Head To Toe Beauty Butter es un aceite de coco virgen, silvestre y producido en Costa Rica. Además, la mayoría de mis ingredientes son certificados orgánicos, ya que eso no es sólo bueno para nuestra piel, sino para los productores y nuestro medio ambiente también.

¿A qué tipo de persona están dirigidos tus productos? 
Aunque mis productos pueden ser utilizados por cualquier persona, la mayoría de mis clientes son mujeres como yo, eco-conscientes, que quieren productos de alta calidad y que sean para toda la familia. 

Vemos que el packaging es mínimo, ¿por qué optaste por hacerlo así? ¿Qué mensaje quieres transmitir con esto?
Cada día es más evidente que estamos viviendo una crisis de desecho. Los expertos calculan que para el año 2050 habrá más plástico en nuestros océanos que pescados. Los productos de belleza y cuidado personal producen 142 billones de toneladas de plástico cada año. Pero si escogemos productos que tienen un bajo contenido de plástico, y además escogemos packaging que es reutilizable, podemos reducir muchísimo nuestro impacto en nuestro ambiente. Por eso tengo un programa de devolución de nuestros tarros y botellas de vidrio. Mis clientes pueden pedir una etiqueta de shipping para enviar sus productos vacíos, totalmente gratis. Al ser de vidrio, ese packaging es fácilmente reutilizable.

¿Cuáles dirías que son los mayores retos a los que te enfrentas al crear una marca sostenible?
Creo que es importante que las marcas sostenibles sean también de alta calidad y eficaces. A veces las marcas sostenibles tienen la reputación de no ser igual de eficaces que las marcas más comerciales y tradicionales. Me siento muy orgullosa de escuchar que mis clientes ven resultados reales en su piel al usar mis productos.

¿Qué planes futuros tienes? ¿Vas a sacar más productos? 
Mi meta es crecer la marca y que sea reconocida como una de las principales en el mercado de belleza circular o de marcas sostenibles. Estoy muy contenta con el rango de productos que tengo, así que no pienso lanzar productos nuevos por el momento. Prefiero enfocarme en los productos principales que ya he desarrollado y continuar divulgándolos.