Porque muchas veces, la clave no está en gastar mucho dinero en productos de belleza, sino en cambiar ciertos aspectos de tu estilo de vida que pueden contribuir a mejorar tu piel.

Por Pilar Sopeséns
Septiembre 07, 2020
Anuncio

Muchas veces, la clave no está en gastar mucho dinero en productos de belleza, sino en cambiar ciertos aspectos de tu estilo de vida que pueden contribuir a mejorar tu piel. Adopta estos consejos para verte mejor en este otoño.

twomeows

1. SIGUE UNA BUENA ALIMENTACIÓN

Si ingerimos muchas toxinas, estas se eliminarán a través de nuestra piel: exceso de grasa, puntos negros, granitos… pero puedes evitarlo siguiendo una dieta equilibrada que aporte a tu organismo las cantidades suficientes de vitaminas, hidratos de carbono y proteínas. Abusa de frutas y verduras, combínalas con legumbres, cereales, frutos secos… y tu piel lo reflejará. Además, la vitamina C, presente en alimentos como el tomate, el kiwi, los cítricos, el kale, el brócoli… es un poderoso antioxidante que previenen envejecimiento y es clave para la estabilidad del colágeno.

No te olvides de beber mucha agua, una buena hidratación de la piel empieza por dentro y el agua es la mejor bebida para mantenerse sano. No así el alcohol, que deshidrata tu cuerpo y tu dermis.

2. LIMPIA TU ROSTRO A DIARIO

La polución, el polvo, el sudor, la propia grasa de la piel, las células muertas… todos estos agentes generan impurezas que pueden bloquear tus poros y darle un aspecto apagado y fatigado a tu piel, además de otros problemas como el acné. Un paso muy importante de tu rutina diaria es limpiarla, sin ser agresiva, para librarla de todos estos elementos indeseados. Una manera natural de cuidar esta higiene a la vez que ser delicados con la dermis del rostro es usar leche o aceite de almendras o agua de romero que puedes preparar tu misma hirviendo unos 10 gramos de esta hierba aromática en un litro de agua y dejándola enfriar. Estos productos solo tiene propiedades para tu tez: hidratan, son emolientes y nutren.

Shana Novak

3. CONOCE TU PIEL Y ACTÚA

¿Eres de piel seca, sensible, grasa, mixta? Tener esta información te ayudará a hacer las elecciones correctas a la hora de elegir productos de belleza, no solo cremas o sueros, también maquillaje, bloqueador solar e incluso a la hora de hacerte una mascarilla caseras. Lo que sí necesitan todas las pieles es una exfoliación cada 15 días (más a menudo si es grasa), para lo que puedes utilizar yogur y azúcar o miel y azúcar; y una buena mascarilla hidratante.

Si tu piel es seca te vendrán bien las mascarillas caseras con ingredientes como el aceite de oliva, miel, avena o aguacate. Si por el contrario es grasa, utiliza espirulina, limón o vinagre. Y si eres de piel mixta, el plátano, la papaya o el aloe vera serán tus aliados.

Westend61

4. APRENDE A MANEJAR EL ESTRÉS

El estrés es uno de los peores enemigos para tu piel, porque en esas situaciones tu cuerpo libera cortisol y adrenalina, hormonas que en exceso pueden favorecer la aparición de acné, dermatitis atópica, volver tu piel más delicada, frágil, dificultar la cicatrización e incluso pueden disparar la aparición de psoriasis.  Por el contrario, estar en calma favorece la oxigenación de la piel. El oxígeno lo utilizan las células para fabricar colágeno y elastina, que nos dan un aspecto fresco y luminoso.

Karan Kapoor

5. DUERME BOCA ARRIBA

Durante el sueño nuestra mente se relaja y no estamos sometidas a las agresiones externas. La piel se regenera, repara el colágeno, los daños producidos por los rayos UV y elimina toxinas. Si duermes boca arriba reducirás la aparición de arrugas porque se ejerce menos presión en el cutis, reduces el  contacto de tu cara con la almohada y esto favorece la prevención de la aparición de líneas finas de expresión y un menor aplanamiento de los contornos faciales. También se traduce en una piel más joven y suave.

Christoph Wagner

6. ALÉJATE DE LA POLUCIÓN

La contaminación acelera el envejecimiento y puede provocar la aparición de manchas, rojeces, degradación del colágeno, arrugas profundas y otros problemas dermatológicos.  Si vives en una ciudad con mucha polución la manera más efectiva de luchar contra sus efectos son los antioxidantes, tanto en los productos cosméticos que utilices como en tu alimentación. Y si puedes escaparte de vez en cuando a la playa, la montaña o el campo para darle un respiro a tu piel y a tu mente, todavía mejor.

Además de la polución, los climas muy secos también dañan tu piel. Puedes utilizar un humidificador en las estancias de tu casa donde pases más tiempo y, sin notarlo, percibirás que tu piel esta más elástica e hidratada.

7. HAZ EJERCICIO

¿Está relacionado el hacer ejercicio y lucir una mejor piel? La respuesta es un rotundo sí. El deporte estimula la circulación sanguínea y aumenta la producción de oxígeno, que mejora el aspecto general de la dermis y retrasa el envejecimiento. Sudar elimina suciedad de la piel y realizar ejercicio nos hace dormir mejor, que como sabemos, ¡es uno de los mejores tratamientos de belleza que existen!