Descubre cómo fue creado el ojo que el cantante llevó en la frente en la alfombra roja de la premiación.

Por Andrea Devoto
Octubre 10, 2018
Anuncio

El trapero puertorriqueño Benito Martínez, conocido como Bad Bunny, no deja de impresionar con su estilo callejero y romper con los estándares de la moda, e incluso, la belleza. Para la alfombra roja de los American Music Awards 2018 el conocido músico eligió un atuendo que consistía de una camisa con estampado de calaveras, pantalones a rayas y gafas en forma de labios, algo muy acorde al típico estilo del artista. Pero lo que verdaderamente causó revuelo en las redes sociales fue el tercer ojo que llevó maquillado en su frente.

Ya sea a la hora de defender el vello púbico en una serie de Instagram Stories o publicar sus uñas pintadas, el artista siempre deja claro que nunca sigue las reglas que impone la sociedad sobre cómo se debe lucir.

Aunque Bad Bunny “se haya levantado contento”, definitivamente no se levantó con un tercer ojo. El maquillaje fue creación de la maquilladora puertorriqueña, Ingrid Rivera, quien nos contó en exclusiva cómo fue trabajar con el artista y lo que utilizó para lograr el look que posiblemente se inspiró en el de la pasarela de Gucci otoño 2018.

¿Cómo describirías a Benito como persona y cómo fue trabajar con él?

[Benito] es una persona bien profesional, bien perfeccionista y tiene un equipo [de trabajo] que lo quiere mucho donde todos son devotos a trabajar en equipo para que todo salga bien. Saber que en los AMAs estaba él representándonos y que yo tuve la oportunidad de ser parte de ese equipo totalmente puertorriqueño pues fue una experiencia muy bonita.

¿Cómo lograste el ojo que llevó en la frente?

Tuve que primero diseñar [la prótesis del ojo] con un tipo de arcilla con un molde que es como una cabeza de un maniquí. Ahí uno diseña el ojo y luego haces el negativo del casting para luego aplicar el producto que estuve usando que fue gelatina. Después de eso saqué la gelatina del molde y trabajé el ojo from scratch, pintándolo y trabajándolo. En el momento de ponerlo en la frente de él tuve que matchearlo con el color de su tono de piel.

¿Qué querían lograr con el maquillaje?

Honestamente desconozco sobre el significado y la razón por la que usó el ojo. Pero todos sabemos que él es bien diferente, que le gusta hacer cosas no comunes. Él se lo disfruta, es parte de su carácter, del artista que hay en él. En vez de ser algo serio en [la alfombra roja], él se lo disfrutó.

¿Qué tan involucrado estuvo él en el proceso de crear el look?

Ellos me enviaron una referencia y yo trabajé con ella. Luego en el momento de la aplicación, como acostumbro hacer con mis clientes, le preguntaba “¿te gusta así?” o “¿quieres esto?”. Él se miraba en el espejo y me daba su opinión y ahí trabajábamos entre los dos para crear el look.