May 24, 2017 12:38 PM

Apenas han pasado nueve semanas desde que la modelo Irina Shayk y su novio, el actor Bradley Cooper, dieron la bienvenida a su bebé y la rusa ya vuelve a presumir de esta impresionante figura ante los flashes.

La modelo eligió la proyección de la película Radiance en el Festival de Cannes para hacer su primera aparición sobre la alfombra roja tras conevrtirse en mamá de la pequeña Lea de Seine. Lejos de querer ocultar sus atributos y manteniéndose fiel a su estilo supersexy, Irina posó ante los fotógrafos con un ajustadísimo vestido de raso amarillo y con pedrería de Versace.

Shayk completó el look con diamantes amarillos de 89 quilates de Lorraine Schwartz, pero sus accesorios no eran lo único que brillaba. Y es que antes del evento, la musa de L´Orèal y Victoria´s Secret se puso en manos de la facialista de las estrellas Mimi Luzon que le aplicó sobre el rostro una de sus famosas mascarillas con oro de 24 quilates a las que la modelo ya ha recurrido en otras ocasiones.

“Así te ves después de un facial de Mimi”, dice la propia Irina en un video compartido por la facialista, que también ha aplicado el popular tratamiento a otras tops que se encuentran en el Festival de Cannes, como Izabel Goulart, Naomi Campbell y Sara Sampaio.

Tal Vez Te Guste

EDIT POST