La actriz mexicana se encuentra disfrutando de unas merecidas vacaciones en Puerto Vallarta, México.

Por Yolaine Díaz
Abril 08, 2021
Anuncio

Durante unas muy merecidas vacaciones en Puerto Vallarta, México, Ariadne Díaz ha estado disfrutando de las maravillosas playas de su país y de tiempo de calidad junto a su pareja Marcos Ornellas y su pequeño hijo Diego. La actriz también ha aprovechado la oportunidad para hacer algunos videos de su familia y para tomarse fotos y publicarlas en su cuenta de Instagram.

Es precisamente una de esas fotos que publicó en su perfil hace unos días y en la que aparece posando de espalda con un bikini negro, la que ha causado revuelo entre sus fanáticos. Y es que fueron varios de ellos los que cuestionaron si su trasero era real. ¿De verdad son naturales?, escribió uno de sus seguidores.

Ni corta ni perezosa la actriz mexicana grabó varias historias que publicó en su Instagram, en las que se burla de los comentarios y en las que además asegura que su trasero sí es muy real.

"Oye mi amor, ¿qué opinas de los implantes que me puse en las pompas, me quedaron bien? le preguntó Díaz a su pareja mientras se reía. "Me los pusieron muy bien que ni tú te diste cuenta. Qué payasos son. Pero bien que nadie me inventó que tenía implante de lonja cuando subí peso. Pero ahorita que ya bajé y se me ven las pompas, ahí sí, eso sí".

Aunque la mexicana trató de tomar el tema a chiste y durante sus videos no se mostró enojada, sí quiso dejar claro que nunca se ha puesto implantes y que esas pompas perfectas son simplemente el resultado de sus buenos genes. Estamos seguras de que también se da una ayudadita con el ejercicio.

"Para cerrar el tema [que] está cañón, sí me han preguntado que si me operé la nariz, que si las pestañas son falsas y que si traigo extensiones, pero así las pompas como que [no]", expresó. "Un par de veces tal vez en mi vida alguien me preguntó, pero ya así la gente asegurando que me hicieron un buen trabajo o que me pusieron un buen implante de pompas (risas) [nunca]. Pero gracias, supongo que al final es un halago, supongo, espero, no se".