La presentadora mexicana asegura que las usa desde que dio a luz a su primera hija

Anuncio

Por años, las fajas han sido las mejores amigas de las mujeres. Y es que nada como poder usar la ropa que tanto nos gusta sin tener que preocuparnos por esos rollitos indeseables. Antes llevarlas era todo un misterio que no debía se debelado ante ninguna circunstancia. Para suerte de todas, hoy en día es muy normal usarlas y hasta hacerlas parte de nuestro look. De hecho, hemos visto cómo en varias ocasiones a famosas como Beyoncé, Kim Kardashian y Jennifer López se les ha alcanzado a ver su faja. Incluso ya son varias las celebridades, incluyendo a Kim Kardashian y a Carolina Sandoval, que han lanzado su propia línea y con mucho éxito. Ahora a ese grupo ahora se une Ana Patricia Gámez.

"Les presento mi línea de fajas. Si de emprender se trata, yo me voy con todo, sobre todo cuando un producto me encanta", escribió la presentadora mexicana junto a una foto que publicó en su cuenta de Instagram y en la que aparece llevando una faja moldeadora. "Desde que me convertí en Mamá comencé a usarlas porque el cuerpo de una cambia. Entonces una buena faja es aquella que te hace lucir bien y aún mejor te hace sentir cómoda".

Ana Patricia, coleccion de fajas, fajas, modelando fajas
Credit: Cortesía

Por el momento, la colección solo incluye tres estilos, todos disponibles en crema y en negro. Hay uno para amoldar la cintura, ideal para hacer ejercicios, y dos más tipo jumpsuit, que además de disimular el estómago y acentuar la cintura, también levantan las pompas. Estos dos últimos modelos, uno de pantalón corto y otro a la rodilla, son perfectos para llevar debajo de la ropa.

Ana Patricia, coleccion de fajas, fajas, modelando fajas
Credit: Cortesía

Las fajas están hechas de microfibras y no tienen costuras para que así no se noten por encima de la ropa. Lo mejor de todo es que los precios oscilan entre $44 y $76, así es que las fajas son asequibles para todas. Si quieres adquirirlas puedes entrar Beashionboutique.com.

¡Felicidades Ana!