Los trajes de esta diseñadora mexicana te van a hacer soñar con "Breakfast at Tiffany´s" en versión 2020.

Por Irene San Segundo
Diciembre 17, 2019
Anuncio

Después de crecer rodeada y enamorada de los trajes de novia y de fiesta que cosía su abuela, la diseñadora mexicana Alexia María empezó diseñando un vestido para ella misma para asistir a una boda y pronto su estilo se hizo “viral” entre sus amigas y su familia que querían copiarle el look. Hablamos con la modista de cómo pasó de hacer ropa para sus íntimas a vender sus vestidos en tiendas tan presigiosas como Saks Fifth Avenue y vestir a la crème de la crème de Manhattan.

“Cuando diseñé varios vestidos me di cuenta de que [esto] era lo mío. Yo estudié finanzas, pero me gustó el hecho de combinar la creatividad con los negocios”, recuerda sobre sus inicios.

“Mi estilo es muy clásico, femenino y a l vez con un toque moderno”, cuenta la mexicana sobre sus inspiraciones que sobre todo beben del estilo de los años 50. Con un toque más personal y contemporáneo, eso sí. Imposible no pensar en las grandes divas del Hollywood más clásico como Liz Taylor o Audrey Hepburn cuando una ve sus diseños.

Con permiso del blanco y negro que siempre están en sus colecciones, su paleta de color es alegre y muy luminosa, siempre favoreciendo los looks monocromáticos por encima del estampado.

Lazos, siluetas clásicas, volúmenes grandes y algunas novedades que hacen de las suyas unas propuestas más modernas y versátiles, como la colección “convertible” que nos presentó en su atelier.

Se trata de piezas que funcionan juntas y por separado para que cada una combine según su humor o el estilo del evento al que vaya a asistir. Como este jumpsuit rojo que se puede combinar con una falda-cola para darle un punto más nocturno y festivo al look. Una combinación, por cierto, que estamos viendo mucho a las famosas sobre la alfombra roja esta temporada.

Sigue de cerca los pasos de esta valiente emprendedora mexicana que ya está vistiendo a socialités y actrices como Madelaine Petsch, de Riverdale (Netflix), o Gillian Anderson, la protagonista de Love (Netflix).