El Dr. Campos nos explica cómo puedes transformar tu rostro con este láser poderoso

Anuncio

El rejuvenecimiento de la piel es algo que muchos de nosotros desean. Sin embargo, todos somos diferentes y aunque existen una gran variedad de tratamientos, no todos los tratamientos nos sirven igual. Es por eso que la ciencia se empeña en encontrar soluciones seguras que puedan ser aplicadas en todo tipo de piel.

Nuestro experto colaborador en cuestiones de piel y envejecimiento, el Dr. Campos, nos contó sobre el tratamiento ADVATx de láser dual amarillo y su uso como una alternativa eficaz y segura para el rejuvenecimiento de la piel.

¿Qué es este tratamiento nuevo?

El ADVATx de láser amarillo utiliza la tecnología láser más avanzada para dar un tratamiento máximo de rejuvenecimiento de la piel mientras minimiza las molestias y los efectos secundarios.

Combinando las longitudes de onda altamente selectivas de 589nm y 1319nm, el tratamiento nos proporciona una tecnología revolucionaria para la restauración de la salud dérmica. Las longitudes de onda únicas, la acción pulsante y mecanismo de entrega permite una respuesta instantánea y sin precedente en el uso del láser para el cuidado de la piel.

¿Cómo funciona?

La terapia funciona según el principio de absorción de la luz y utiliza la luz amarilla para penetrar la piel. De esta manera, se puede programar un láser para que emita luz en la longitud de onda específica que mejor absorbe la sangre para eliminar los capilares faciales o se puede programar para que emita las longitudes de onda que mejor absorbe la melanina para eliminar la pigmentación. Además, la luz amarilla de este láser suave destruye las bacterias del acné.

¿Cuáles son los beneficios?

Además de dirigir la energía láser directamente a las áreas con problemas, la terapia ADVATx utiliza tecnología de pulsos rápidos para estimular la piel para que produzca el crecimiento de colágeno, reduciendo el enrojecimiento y mejorando la piel sensible, lo que proporciona un efecto tensor, reafirmante y rejuvenecedor general de la piel. Además, produce menos calor, causa menos molestias y no produce efectos secundarios después del tratamiento.

¿Quién es un buen candidato?

La terapia ADVATx es adecuada para la mayoría de los tipos de piel y áreas del cuerpo, como el rostro, el cuello, el pecho, la espalda, las manos, los brazos y las piernas. Las personas que sufren de acné también son excelentes candidatos ya que la luz se dirige y destruye específicamente la sustancia química liberada por las bacterias que causan el acné. Además, la longitud de onda de la luz amarilla también ayuda a reducir el color rojo de la piel, ayudando a calmar la piel de pacientes con rosácea.

¿Qué se puede esperar durante el tratamiento?

Tu piel se limpiará a fondo y se colocarán unas gafas protectoras sobre sus ojos. Luego, se dirigirá un rayo láser amarillo al área afectada del rostro. El tratamiento puede durar aproximadamente entre 20 y 30 minutos. Después, puedes sentir una ligera sensación de tensión en la piel, sin embargo, generalmente esta se suele eliminar en pocas horas. Se debe aplicar protector solar mineral inmediatamente terminado el tratamiento.

¿Con qué frecuencia se realiza?

Suelen tener un intervalo de una a cuatro semanas, para un total de cuatro a cinco tratamientos. Durante los próximos tres a seis meses se observarán los efectos del tratamiento mientras la piel comienza a producir más colágeno.

¿Cuál es el costo?

El costo oscila entre $450 a $550 dólares por sesión. Ten en cuenta que el número de sesiones puede variar dependiendo de la condición que queremos tratar.

Una última recomendación…

ADVATx de láser amarillo es un nuevo tratamiento seguro y efectivo que te puede ayudar a rejuvenecer la piel y lograr una complexión más joven y saludable. Pero como todo tratamiento médico, debes tener en cuenta que la experiencia y la habilidad del profesional que lo realiza es de suma importancia para evitar complicaciones prevenibles que pueden aparecer con el uso indebido de la tecnología láser, sobre todo en los tonos de piel latina.