El Dr. Campos nos revela los secretos detrás de los tratamientos de plasma en el cuero cabelludo

Anuncio

Muchos han escuchado hablar sobre el facial vampiro con plasma rico en plaquetas, pero ¿sabías que también esta técnica puede ayudar a pacientes con pérdida de cabello? El plasma rico en plaquetas (PRP) ha ganado popularidad para una variedad de afecciones, desde lesiones deportivas hasta pérdida de cabello. Nuestro experto colaborador en cuestiones de piel y envejecimiento, el Dr. Campos, nos explicó cómo trabaja.

¿Qué es el plasma rico en plaquetas?

Las plaquetas son un componente de la sangre, junto con los glóbulos rojos y blancos. Cuando una persona sufre un corte o una herida, las plaquetas detienen el sangrado y promueven la curación.

Los investigadores se dieron cuenta que al extraer plaquetas concentradas e inyectarlas en áreas dañadas del cuerpo, podrían acelerar la curación y desde entonces, el PRP se ha convertido en un método popular para restaurar el crecimiento del cabello. Los médicos también han utilizado PRP para tratar lesiones de tendones, músculos y ligamentos.

¿Cuáles son sus beneficios?

Aunque existe una polémica alrededor de su eficacia debido a la falta de estudios, los que si se han llevado a cabo concluyeron que las inyecciones de PRP redujeron la caída del cabello y aumentaron el diámetro del pelo y la densidad del crecimiento.

Este tratamiento puede promover la salud de los folículos pilosos que se encogen y provocan una disminución de la caída del cabello. En algunos casos, puedes ver un nuevo crecimiento de cabello después de un tratamiento PRP eficaz.

Las personas que se han sometido a un trasplante de cabello pueden usar PRP para acelerar el ciclo de crecimiento del folículo piloso trasplantado.

¿Es seguro?

El plasma rico en plaquetas para la caída del cabello se considera muy seguro porque es inmunológicamente neutro y no presenta riesgo de alergias, hipersensibilidad o reacciones a cuerpos extraños.

¿Qué se puede esperar durante el tratamiento?

El PRP contiene una variedad de factores de crecimiento y proteínas que aceleran la reparación de los tejidos. Como algunos tipos de pérdida de cabello son el resultado de daños en los folículos pilosos, el PRP ayuda a que el cabello vuelva a crecer.

La terapia es un tratamiento médico de tres pasos. El primero es extraer sangre del paciente. Se coloca la muestra en una centrífuga que gira rápidamente durante diez minutos para separar fluidos de diferentes densidades. Esta acción logra separar la sangre en tres capas: plasma pobre en plaquetas, plasma rico en plaquetas y las células rojas de la sangre.

El último paso es extraer las plaquetas con una jeringa y luego inyectarlas en áreas del cuero cabelludo que necesiten un mayor crecimiento del cabello. 

¿Quién es un candidato ideal?

El tratamiento capilar con plasma es una opción ideal para las personas que buscan un procedimiento de restauración capilar no invasivo y no quirúrgico. Los pacientes en las primeras etapas de la caída del cabello son candidatos para la terapia, ya que el tratamiento no puede revivir los folículos pilosos que han estado inactivos durante mucho tiempo. Por lo tanto, el PRP puede no ser efectivo para los candidatos que tienen una calvicie significativa.

¿Cuándo se ven los resultados?

Aunque comenzará a ver una mejora del cabello en el área tratada dentro de las dos semanas posteriores al tratamiento, generalmente toma de tres a seis meses desde su tratamiento inicial para ver resultados medibles.

Es importante tener en cuenta que la terapia capilar no es una solución permanente. Por lo general, se requieren sesiones de mantenimiento durante un año para mantener los resultados.

¿Cuánto cuesta?

La terapia PRP generalmente consta de tres tratamientos en un período de cuatro a seis semanas. El precio suele oscilar entre $1,200 y $1,500 para los tres tratamientos iniciales.

Una última recomendación…

El tipo de pérdida de cabello que tenga determinará si la terapia con plasma es la opción para tu caso o de lo contrario, un trasplante de cabello sería lo más efectivo. La terapia con plasma es más adecuada para pacientes que padecen afecciones como alopecia areata y alopecia por tracción o para pacientes que desean fortalecer su cabello existente, promover un crecimiento de cabello grueso de manera natural y reducir su caída. Por eso, debes asesorarte con un profesional para que te realice una previa evaluación y de esta forma puedas tomar tu mejor decisión.