Major, uno de los pastores alemanes de la Casa Blanca, supuestamente ha tenido un comportamiento agresivo hacia el personal de la mansión presidencial. ¿Qué pasó, volverán con sus dueños? Te lo contamos.
Anuncio

Los dos pastores alemanes Major y Champ del presidente estadounidense, Joe Biden, y la primera dama Jill Biden tuvieron que regresar a su hogar en Delaware por el comportamiento agresivo de uno de ellos que llegó a morder un miembro del personal de la mansión presidencial.

Major, de 3 años, fue quien tuvo un "incidente con mordedura" con uno de los miembros de la seguridad de la Casa Blanca. Se desconoce la gravedad de la herida, según CNN.

La cadena señaló que de acuerdo a fuentes del entorno de Biden, la mascota se había mostrado agitada e inquieta en numerosas ocasiones e incluso tenía un compartimiento agresivo.

Tras el incidente, las mascotas fueron trasladadas a la casa familiar de los Biden en Wilmington, Delaware.

En una entrevista en el programa de televisión Morning Joe (MSNBC), la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que no "tenía ningún detalle" sobre el episodio de la presunta mordedura, pero dijo que Champ y Major son "parte de la familia Biden" y que esperaban que los perros regresaran tarde o temprano.

Según el The New York Times, una fuente no identificada y familiarizada con el paradero de Champ y Major aclaró que era típico que los perros se trasladaran a la casa de Wilmington cuando la primera dama estaba de viaje, como sucede estos días en que está en la costa oeste.

Major, quien hizo historia como el primer perro rescatado de un refugio en vivir en la Casa Blanca, fue adoptado por el presidente y la primera dama en la Asociación Protectora de Animales de Delaware en 2018. El mandatario se fracturó el pie mientras jugaba con él en noviembre pasado.

"Tenemos a Major, es un perro rescatado. Le preguntamos al veterinario: '¿Qué podemos hacer para que Champ [se sienta bien]?' y él respondió: 'Consíguele un perro joven'. Son amigos", dijo Biden a los medios el Día de San Valentín mientras paseaba a los dos pastores alemanes por el jardín norte de la residencia presidencial. .