La inclusión de un cuadro que retrata al líder revolucionario mexicano Emiliano Zapata con tacones y sombrero rosa ha desatado una intensa polvareda en México entre quienes lo interpretan como un símbolo de modernidad y libertad y quienes lo consideran un ultraje.

Por leonelataveras
Diciembre 12, 2019
Anuncio

Un cuadro que retrata al líder revolucionario mexicano montando a caballo desnudo, con tacones y un sombrero rosa ha desatado una enorme polémica en México entre quienes lo califican de una ofensa a la memoria de un héroe nacional y quienes lo consideran una expresión artística en favor de la libertad y la modernidad.

Hasta el presidente Manuel Andrés López Obrador fue preguntado acerca de la polémica causada por la obra del artista Fabián Cháirez incluida en la exposición Emiliano Zapata después de Zapata en el Palacio de Bellas Artes de Ciudad de México con la que se conmemoran los 100 años de la muerte del líder y los 140 años de su nacimiento.

“Los artistas tienen toda libertad y no puede haber censura”, sostuvo el mandatario, quien condenó la golpiza que recibieron activistas de la comunidad LGTBQ por parte de supuestos defensores de la memoria del líder revolucionario. “¿Qué es eso de entrar a Bellas Artes y golpear? Eso es totalmente reprobable. [Hay que] buscar un acuerdo”.

Jorge Zapata, nieto del llamado Caudillo del Sur, cargó contra los responsables de Bellas Artes por incluir el cuadro de Cháirez, al que acusó de tratar de ganar fama dibujando “a nuestro general de gay”.

“Zapata es el prototipo de un hombre bien hecho, no una figura de gay”, tronó Jorge Zapata, quien en un primer momento amenazó con demandar si no retiraban la obra, pero que luego con el resto de sus familiares aceptaron la opción de incluir una nota junto al cuadro que expone sus objeciones.

Numerosas voces se han unido en los últimos días a la polémica, como la de la actriz Regina Blandón, a quien le disgustó que los Zapata consideraran denigrante un retrato por parecer gay. “Viva la homofobia y el machsimo”, apuntó en un tuit.

Una posición completamente opuesta a la del legendario cantante y compositor Armando Manzanero, quien consideró el cuadro “lo más desgraciado que puede haber” y la calificó de injusta.

“En lugar de tacones le hubiera puesto los huevos bien grandes”, agregó, en declaraciones recogidas por la Agencia Reforma.

En su defensa, Cháirez explicó que el cuadro llamado La Revolución que pintó en 2014 representa su derecho a la libertad de expresión y busca capturar las luchas sociales que ha tenido el país a lo largo de su historia.

El artista originario de Chiapas llamó a sus seguidores a apoyarles en una manifestación pacífica este viernes, luego del altercado del otro día.

La polémica también se trasladó a las redes, en las que en los últimos días se intercambiaron opiniones, memes y hasta insultos.

“Es muy sencillo, esa pintura es un autorretrato y no tiene nada que ver con Emiliano Zapata ni con la Revolución, por lo tanto no debe estar en esa exposición”, opinó una usuaria de Twitter.

En el otro lado del argumento, se apeló a la libertad artística y a la necesidad de aceptar que el mundo ha evolucionado. “Son una generación débil y resentida, ya no se puede bromear con nada porque de todo se ofenden, frágiles”, expresó otro usuario en Instagram.

La exposición consta de más de 140 cuadros y se espera que estará abierta al público hasta el 16 de febrero 2020.