El alcalde de Miami Francis X. Suárez informó que se encuentra en cuarentena debido a que dio positivo al coronavirus, por lo que urge a cualquier persona con la que tuvo contacto a aislarse voluntariamente.

Por Isis Sauceda / L.A.
Marzo 13, 2020
Anuncio

El alcalde de Miami, Francis X. Suárez, informó este viernes que ha dado positivo a las pruebas de coronavirus, luego de que hace unos días compartiera con la delegación del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, que visitó Florida y en la que se ha detectado al menos un caso de coronavirus.

A través de las redes sociales, Suárez explicó su situación de salud y pidió tomar las medidas necesarias a todas las personas con las que tuvo contacto desde el pasado lunes.

“Me informaron que he dado positivo al COVID-19. Me siento completamente saludable y fuerte”, aseguró a través de un vídeo divulgado en su cuenta de Instagram. “Sin embargo, estoy haciendo lo responsable al trabajar con el departamento de Salud del condado [Miami-Dade] para tomar cada precaución que asegure que no solo mi familia esté saludable, pero todos con los que he tenido contacto también”.

El alcalde pidió que las personas a quienes estrechó la mano o estuvieron cerca de él cuando tosía o estornudaba, tomaran las medidas necesarias y se aislaran voluntariamente por 14 días. Suárez aseguró que no era necesario someterse a las pruebas de detección del virus.

“Continuaré siguiendo el protocolo del departamento de Salud y permaneceré en aislamiento mientras dirijo nuestro gobierno remotamente”, explicó.

Además, exhortó a la comunidad a comunicarse con las autoridades sanitarias en caso de presentar algún síntoma o de sospechar de haber estado en contacto con alguna persona que pudiera padecer el virus.

Suárez se une a la lista de personalidades y famosos que se encuentran en cuarentena debido la enfermedad, ya sea porque la han contraído o por haber estado cerca de un portador del virus.

Esta semana, la Organización Mundial de la Salud declaró esta crisis sanitaria como una pandemia global.

En Estados Unidos, la cifra de casos registrados hasta el momento supera los 1,600, de los cuales 41 han concluido en fallecimientos, de acuerdo a los Centro de Control y Prevención de Enfermedades.