Cuando la policía llegó al hogar de la mujer en Olympia, Washington, encontraron a la menor desnuda y malherida: pesaba solo 24 libras. Aquí el reporte.
Anuncio

Una mujer residente en Olympia, Washington, enfrenta graves cargos luego de que su hija fuera hallada desnuda y al borde de la muerte porque al parecer la mujer la empujó en su corralito por no vestirse.

Según fuentes oficiales los hechos se remontan al 2 de febrero pasado cuando elementos de la policía respondieron a un llamado de emergencia reportando a un menor inconsciente en el bloque 800 de la Seventh Avenue Southeast.

Al llegar al lugar encontraron a una niña muy pequeña que yacía sin ropa. En el lugar estaban cuatro personas más: Sarah Lynn Morrill, de 40 años, y su compañero, Anthony Nicholas Chernysheff, de 35, así como otros dos menores de edad cuya identidad no ha sido revelada, según detalla el diario local The Olympian.

De acuerdo a la causa probable del caso la mujer contó que la niña se había resbalado en el baño. Pero los agentes notaron que la menor tenía múltiples golpes y cortaduras y que estaba muy delgada y desnutrida.

Al momento de ser pesada por un médico asistente se descubrió que la niña pesaba solo 24 libras y que había sufrido trauma craneano. Las heridas eran consistentes con aquellas de un menor que había sido arrojado al menos dos veces. La herida provocó un derrame que hubiese provocado la muerte de la menor de no haber sido llevada de urgencia a un centro médico de Seattle.

Sarah Lynn Morrill
Credit: Facebook

Por su parte, Chernysheff admitió que su pareja abusaba de la menor y que el día del incidente la arrojó en su corralito porque no quiso vestirse en la mañana. Al ver que la niña había perdido el conocimiento —explicó el sujeto— la madre le arrojó un vaso de agua intentando revivirla. En ese momento el hombre decidió llamar al 911 oponiéndose a las quejas de la mujer.

La pareja fue detenida el martes siguiente y hasta este lunes permanecía tras las rejas en el condado de Thurston, según confirma PEOPLE.

Ambos sospechosos tienen cita en corte el próximo 8 de marzo.