La imagen de la Virgen de Guadalupe en el ayate de Juan Diego, que se conserva hasta la fecha, ha tenido que enfrentar algunos inconvenientes. Sin embargo, sigue en pie desde hace 500 años.

Por Carolina Amézquita Pino
Diciembre 12, 2019
Anuncio

El culto a la Virgen de Guadalupe se remonta a casi 500 años. Todo comenzó cuando un indígena de nombre Juan Diego llevó ante las autoridades eclesiásticas españolas, afincadas en México, el ayate que portaba donde milagrosamente apareció estampada la imagen de la Morenita del Tepeyac. Lo que quizá pocos saben es que la prenda sufrió un atentado directo; sin embargo, no recibió daño alguno.

Los hechos ocurrieron el 14 de noviembre de 1921, alrededor de las 10:30 de la mañana, en la antigua basílica. Entre un grupo de trabajadores que visitaban el ayate para orar y rendirle honores, había un activista anticlerical que llevaba en sus manos un ramo de flores, cuyo interior guardaba una bomba de dinamita, que coloco bajo la imagen. La explosión ocasionó daños en el mármol, piso y paredes alrededor del ayate, el cual no sufrió daño alguno.

“Se habla de que hubo un milagro. Cuando empezó la imposición de la constitución de 1917 que fue muy anticlerical y, por lo tanto, quiso arrasar con la fe católica”, explicó el sacerdote Juan Castillo, canónigo de la Basílica de Guadalupe, al diario mexicano Excélsior. “No se aceptaba que nosotros los católicos profesáramos nuestra fe”.

De acuerdo con el diario de aquella época El Universal, fue detenido por su presunta responsabilidad un hombre llamado Luciano Pérez, quien se deslindó de esta situación y ante la falta de pruebas fue dejado en libertad.

Además, existe otro incidente que pudo haber tenido consecuencias fatales. En 1785, cuando un trabajador limpiaba el marco que cubre la imagen, derramó por accidente ácido muriático directamente en gran parte la prenda y tampoco le ocurrió nada.

Si bien, la Virgen de Guadalupe es reconocida por los numerosos milagros que ha concedido; los ocurridos en su propia imagen son dignos de ser mencionados también.