May 16, 2018 10:42 PM

Solo unas palabras en español fueron suficientes para desatar la furia de un abogado neoyorquino en un restaurante de Manhattan.

El video de el abogado Aaron Schlossberg insultando a los empleados del restaurante Kitchen Fresh, en Midtown, Maanhattan, se hizo viral por el uso de sus palabras que incluyeron una amenaza de llamar a funcionarios de inmigración a los trabajadores de un restaurante porque no hablaron en inglés en su presencia.

“Creo que son indocumentados”, anunció Schlossberg en voz alta sobre el personal. “Así que mi próxima llamada es a ICE para expulsar a cada uno de mi país. Si tienen las agallas para venir aquí y vivir de mi dinero, yo pago por su bienestar, pago por su capacidad de estar aquí; lo menos que pueden hacer es hablar inglés”.

El video viral capturó la atención de los internautas por invocar la amenaza de deportación.

Una cliente Deena Suazo, de 34 años, una recepcionista médica local y ciudadana americana de origen puertorriqueño, dijo que acababa de ordenar su almuerzo en español cuando estalló Schlossberg.

Según reporta the New York Daily News, Schlossberg, de 42 años, es un donante republicano de la campaña del presidente Trump. La biografía de su compañía afirma que domina el español y habla francés.

La identidad del intimidante abogado fue expuesta y su reputación fue destruida menos de 24 horas después de sus actuaciones nacionalistas.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

El individuo desapareció el miércoles sin hacer ningún comentario sobre el desastre, aunque la furia en los trolls de internet se descargaron sobre Schlossberg.

La exportavoz del Concejo Municipal de Nueva York, Melissa Mark-Viverito, tuiteó en español que el video viral “demuestra lo ignorante que eres y deja en claro que apoyas la política de Trump para destruir a nuestras familias. Te rechazamos a ti y a todo lo que representas”.

Una petición de Change.org exigiendo su inhabilitación tenía 2,100 firmas el miércoles por la noche, mientras que otra petición en línea solicitando medidas disciplinarias por parte del colegio de abogados estatal reunió unas 1,600 firmas.

You May Like

EDIT POST